laboratorio parenteral en el hospital Mario Rivas
La alimentación parenteral aporta a los menores por vía intravenosa los nutrientes básicos que necesita, y deben ser inocuas y aptas para su metabolismo.

SAN PEDRO SULA. El laboratorio prenatal se inauguró hace dos meses en el hospital Mario Catarino Rivas y hasta el momento se han atendido unos 535 recién nacido con problemas congénitos.

Los menores que se atienden en el laborarotio son bebés que nacieron con problemas gastrointestinales y desnutrición severa, esto por diversos motivos.

Por otra parte, la alimentación parenteral aporta a los menores por vía intravenosa los nutrientes básicos que necesita, y deben ser inocuas y aptas para su metabolismo.

Los bebes recién nacidos prematuros pueden recibir este tipo de alimentación cuando no pueden absorber los nutrientes a través del aparato digestivo por un período prolongado, dicha nutrición suministra la mezcla de líquidos, electrolitos, azucares, proteínas, vitaminas, minerales  y algunas  veces grasa.

Le puede interesar: Directora del HEU: cobros por servicios de salud se invierten en pacientes

Julissa Hernández,  jefe de la unidad nutrición parenteral, comentó “Esta alimentación los bebés la reciben a través de la vía intravenosa porque no pueden recibir su leche como otros niños. Estos nutrientes ayudan a reforzar las defensas de los infantes y va depender del diagnóstico del especialista que lleva el caso”.

Totalmente gratuito 

Hernández, aseveró que actualmente en el laboratorio parenteral se atienden al menos 20 niños diariamente y su alimentación es vigilada las 24 horas del día, lo que ha beneficiado a  muchos padres de familia de escasos recursos económicos ya que el costo de este servicio en el sector privado oscila entre 4,500 y 5000 lempiras diarios.

“hemos tenido a recién nacidos hospitalizados por un mes en el centro hospitalario, esta asistencia es totalmente gratuita y nos satisface hacer este trabajo con mucho amor cuidando de estos niños que desde que nacen vienen con este tipo de problemas”, finalizó la jefa de la unidad.

 Laboratorio parenteral en el hospital Mario Rivas
los menores que se atienden son infantes que nacieron con problemas congénitos.