La triste historia de Angelica Kenova, la ‘Barbie rusa’ sin voluntad

2006

RUSIA. A simple vista, Angelica Kenova parece tener una vida de cuento de hadas. Su entorno es de color de rosa –nunca mejor dicho– y su envidiable físico le hace acaparar miradas allá por donde va. Sin embargo, tras su apariencia de muñeca subyace una realidad indeseable para muchos.

Calificada como la ‘Barbie rusa’, esta joven de 26 años vive completamente aislada del mundo por sus padres. Sus progenitores le controlan en todos los aspectos: forma de vestir, alimentación, e incluso vida sentimental.

Desde que nació, Angelica se ha visto sometida a la estricta vigilancia de Natalia y Evegniy, sus padres. Ellos son los que deciden qué ropa se pone, para qué medios posa y cuántas horas al día dedica al deporte para mantenerse en forma.

Comparada con Valeria Lukyanova –la llamada ‘Barbie humana’–, la rusa afirma no haberse sometido nunca a operaciones de cirugía estética. “Barbie es ídolo y modelo a seguir de muchas niñas, así que estoy agradecida de que para mí sea algo natural”, asegura.

La triste historia de Angelica Kenova, la 'Barbie rusa' sin voluntad2

Entre las aspiraciones de Angelica –ser modelo, bailarina de ballet y psicóloga infantil– no se encuentra encontrar pareja. Además, aunque fuera su deseo, lo tendría muy complicado. “Siempre tengo que hacer reserva para tres para que mi madre pueda sentarse con nosotros, así que en realidad nunca he tenido novio.

Todos los chicos que conozco son, simplemente, amigos”, concluye la moscovita, que amasa más de 13.000 seguidores en Instagram.

Angelica-Kenova-Barbie-Rusa

Aunque para la mayoría de la gente el control parental sería algo con lo que acabar, para Kenova –que pesa poco más de 40 kilos y tiene una cintura de 50 centímetros– es algo natural y no quiere ponerle fin. “Debería ser independiente, pero mis padres insisten en que viva con ellos. Amo a mi familia y no quiero decepcionarlos”, confiesa la joven, que recuerda cómo sus padres siempre la han llamado “princesa” y le han proporcionado la mejor educación.

El Ken humano se implanta ‘alas’
Entre el sector masculino también hay quien se afana por convertirse en un ‘muñeco’. Conocido como el ‘Ken humano‘, Justin Jedlica suma más de 190 operaciones de cirugía estética –con un gasto estimado de 230.000 euros y ha afirmado que no va a parar hasta ser «completamente de plástico». Su último paso por quirófano ha sido para implantarse unas prótesis de silicona que ha colocado en sus omóplatos. De esta manera hacía realidad su sueño de ser «como un ángel».

Capturan a hondureño Loran Arrechabala con tres fardos de supuesta cocaína, en Colón. 2

Él mismo ha sido el autor del diseño de las prótesis, para cuya implantación contó con la ayuda del doctor Leif Rogers. Ningún otro cirujano accedió a realizar la operación, pero Rogers justificó su decisión diciendo que tenía muchas ganas «de hacer algo que no había hecho nadie antes».

Tomado de Confidencial.