TEGUCIGALPA. El pasado 23 de noviembre, el periodista Eduardo Maldonado le hizo una promesa a Salvador Nasralla si era electo presidente de Honduras.

Tales palabras recobran peso tras darse a conocer el primer corte de votos por parte de el Tribunal Supremo Electoral (TSE) y donde se destaca una ventaja por parte de la Alianza de la Oposición, con un 45,17%, que equivale a 855,847 votos a nivel nacional.

“Si en cuatro años el ingeniero Salvador Nasralla hace todo lo que usted ha escuchado acá, yo me voy a cambiar el nombre y voy a dejar mi carrera periodística y me voy a convertir en un seguidor de él para que siga”, expresó el comunicador en una entrevista en la capital del país.

Las declaraciones del periodista hondureño se viralizaron rápidamente en las
redes sociales. Esta es la segunda ocasión que el presentador del programa X-0 buscaba la
presidencia de Honduras, la primera vez fue con el Partido Anticorrupción (PAC), que él mismo fundó y que tiempo después pasó a manos de Marlene Alvarenga.


Nasralla se posiciona como nuevo presidente de Honduras, según primer conteo del TSE

El candidato presidencial de la Alianza de Oposición contra la Dictadura, Salvador Nasralla, aventaja por cinco puntos al presidente Juan Orlando Hernández, del gobernante Partido Nacional, en el primer resultado oficial del Tribunal Supremo Electoral del Honduras (TSE) difundido hoy en horas de la madrugada.

El presidente magistrado del TSE, David Matamoros, dijo que hasta ahora Nasralla suma 855.847 votos que representan el 45,17 % con el 57 % de las mesas escrutadas en la fórmula para presidente.

Hernández, por su parte, lleva 761.872 sufragios, que equivalen al 40,21 % de las mesas, añadió. En tercer lugar figura el candidato del Partido Liberal, Luis Zelaya, con 260.994 votos, que representan el 13,77 por ciento.

Hernández, derechista Partido Nacional (PN), aseguró su victoria ante una multitud, mientras su rival Salvador Nasralla dijo tener ventaja en la votación y habló de “fraude”.

Estaba previsto que los primeros resultados se divulgaran hacia las 7:30 de la noche de este domingo (hora local), sin embargo, el primer boletín electoral se hizo público de madrugada, más de ocho horas después del cierre de los centros de votación, algo sin precedente en el país desde la vuelta a la democracia en 1981.

El presidente del TSE, argumentó que no se disponía de una tendencia clara que permitiera ofrecer responsablemente algún resultado, algo que augura una contienda cerrada.

Minutos antes de la presentación de datos, Hernández dijo a sus simpatizantes en un hotel capitalino: “Estamos arriba por siete puntos”. Mientras seguidores de la Alianza de Oposición Contra la Dictadura llegaron en caravana a la sede del TSE para exigir resultados.

Dos presidentes

“Estoy muy contento, alegre, porque he estado viendo (…) una enorme cantidad de encuestas de boca de urna y procesamiento en tiempo real de las actas y el recuento es más que claro y contundente: ganamos esta elección”, declaró Hernández ante una multitud que lo aclamaba en la capital. Agregó que “las elecciones están terminando, después seguimos siendo los mismos hondureños, tenemos que vernos como hermanos”.

Poco después, Nasralla se presentó ante sus militantes para decir que posee resultados oficiales que le dan una ventaja importante sobre Hernández.

“Yo les ofrecí durante toda la campaña que iba a cumplir el mandato del pueblo hondureño, y el mandato es fuera JOH”, declaró Nasralla, citando las iniciales de Hernández. Aseguró tener las actas de resultados de poco menos de un tercio de las 17,500 mesas de votación, que le dan una ventaja de unos 18,500 votos sobre Hernández.

Nasralla convocó a sus seguidores a movilizarse a partir de este lunes para rechazar “cualquier fraude” que se pudiera dar. El proceso, al que estaban convocados seis millones de electores, estuvo marcado por los cuestionamientos a la aspiración del presidente Juan Orlando Hernández de reelegirse en el cargo y por los temores de la oposición a un fraude.

Intensas votaciones presidenciales en Honduras

La sombra del fraude

La postulación de Hernández generó cuestionamientos sobre la legitimidad del proceso y despertó temores de fraude en los opositores Nasralla y Zelaya, quienes dijeron que no reconocerían una reelección del mandatario, postulado por el derechista Partido Nacional (PN).