La PGR no descarta devolverle la casa a Manuel Zelaya Rosales

628
Manuel Zelaya Rosales
Según Zelaya, la separación de Gabriela Núñez de sus labores, fue por diferencia de pensamientos e ideas. Principalmente, en el tema de la devaluación del lempira frente al dólar

TEGUCIGALPA, HONDURAS. La procuradora General de la República, Lidia Cardona, no descarta que deje de perseguir al expresidente Manuel Zelaya Rosales para quitarle su casa.

Cardona dijo que «hay que ver si hay otra medida y no necesariamente la casa de habitación, hay que revisar qué ley  estaba vigente en el momento». Agregó que no se descarta que se le podría devolver la casa al expresidente Manuel Zelaya. «No le puedo decir sí o no, eso depende del estudio que se hará al caso», dijo la procuradora.

Le también: “Mel” demandará a las FFAA por acusaciones contra comandos insurreccionales

La demanda

La demanda se originó en 2008 cuando la expresidenta del Banco Central, Gabriela Nuñez, demandara al Estado por despido injustificado. El Estado perdió el caso y tuvo que pagarle a la exfuncionaria cinco millones de lempiras.

Por decisión de la Procuraduría General de la República (PGR), Manuel Zelaya tuvo que  retribuir ese pago al Estado de Honduras. Por lo anterior, la Procuraduria General del Estado en 2017 ordenó la confiscación de la vivienda de Zelaya.

La vivienda de Manuel Zelaya que ahora está embargada por el juzgado, es la que está ubicada en la colonia capitalina Tres Caminos de Tegucigalpa.

El exgobernante explicó en su momento,que el despido de Núñez obedeció a sus prerrogativas que le otorga la Constitución. Ya que los altos funcionarios estatales son cargos de confianza.

Zelaya dijo que le ofreció a su excolaboradora otro cargo dentro del Gobierno y ésta rechazó la propuesta, en cambio, procedió a demandarlo por “despido injustificado” por cinco millones de lempiras. Manuel Zelaya reveló que  Núñez retiró en primera instancia la demanda, posteriormente reintrodujo la queja cuando gobernó el interino Roberto Micheletti y fue reactivada años después.

En esta demanda del Estado contra Zelaya no hubo arreglo entre las partes. Por lo que se procedió a embargar la casa del exmandatario.