La otra faceta del periodista Eduardo Maldonado

14224

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Un nuevo vídeo del periodista Eduardo Maldonado se dio a conocer en las redes sociales y esta vez para muchos fue noticia.

En su mayoría, se le conce al director de HCH por sus polémicos episodios durante su programa vespertino, aparte de su alto nivel de conocimiento y elevada experiencia en so medios de comunicación; sin embargo, esta vez las cámaras fueron a dar hasta la iglesia evangélica “Gerizim”, lugar donde fue captado “danzando” mientras un grupo de músicos y demás congregación le cantaban a Dio.

El vídeo ha generado diversos comentarios, unos lo atacan porque dicen que “no está haciendo nada cuando en su canal sus periodistas se comportan de manera incorrecta”, mientras que otros lo aplauden porque dicen que “no está bailando, sino danzando para Dios, demostrando su nivel de humildad, pese a ser un alto empresario en nuestro país”.

“No me quejo de mi carrera, nunca claudiqué y siempre creí en que iba a salir adelante, comencé comprando equipo equipo, cámaras, consolas y pequeñas islas de edición”, dijo en entrevista en ocasión.

“La mayoría de los hondureños venimos de abajo y para este sector hacemos radio y televisión, es por eso que en cualquier que vaya se va a encontrar HCH”, añadió.

¿Cómo se describe?

Soy una persona sensible, aunque no lo aparente, soy comprensivo y solidario, me desprendo de lo que no tengo para darle a otro. Me gusta sorprender a las personas, mi traje, los zapatos y el reloj que ando no me hace flotar.

¿Valora el dinero?

Mi tía Minga me enseñó de hacerlo igual que el trabajo, salía de la escuela y me iba a vender cajetillas. También vendía achinería en caja, me gustó el comercio desde pequeño y ganar algo. Vendía pastillas Divina, Conmel, Aguacatina y Guillete en muchas aldeas cercanas a Lamaní, a veces canjeaba productos por huevos,, gallinas y pan de casa