24.6 C
San Pedro Sula
domingo, mayo 22, 2022

La nueva tendencia en Instagram: El “shoe-selfie”

Debes leer

ESTADOS UNIDOS. Fotografiarse los zapatos desde el aire es la última tendencia dentro del mundo de los selfies. Este nuevo fenómeno viral llega de Nueva York y  el “shoe-selfie” promete establecerse en todo el mundo.

Cuando parecía que la creatividad en torno al selfie ya no daba más de sí, los estadounidenses han conseguido darle una vuelta de tuerca y explotar aún más el concepto, creando el “shoe-selfie”, literalmente “autorretrato de zapato”.

El término se está popularizando por la oferta de FlyNYON, una compañía de fotografía aérea de Nueva York que permite a sus clientes sobrevolar la ciudad en un helicóptero sin puertas, sacándose fotos de sus pies sobrevolando monumentos populares.

Sneakers sobre el Empire State Building, unas Vans sobre Central Park, o deportivas sobre el puente de Brooklyn son algunas de las fotografías que cuelgan en sus redes sociales y que se han convertido en un fenómeno viral de la noche a la mañana. Paul GaNun, uno de los responsables de la compañía, define el vuelo como “una experiencia extraordinaria que permite al visitante obtener una perspectiva única y sin obstrucciones de la ciudad”.

#FlyNyoNMiami ?? www.flynyon.com vid by @weownthecity ? Un vídeo publicado por FlyNYON (@flynyon) el

La demanda del tour “shoe-selfie” de FlyNYON ha incrementado de forma tan rápida, que han comenzado a ofrecer el servicio también en Miami. Aunque los selfies tienes sus detractores y son considerados por muchos como un acto de egocentrismo, famosos como James Franco lo defienden a capa y espada, por considerarlo un “momento periodístico que cultiva la cultura visual”. Quizá nuestro amigo Franco esté exagerando un poco, pero lo cierto es que gracias a la mejora de la tecnología móvil, los selfies se han popularizado extremamente. Tanto que incluso fue elegida “palabra del año” en 2013.

@misshattan on #FlyNYoNMiami! ?✨ #FlyNYoNShoeSelfie

Una foto publicada por FlyNYON (@flynyon) el

En 2014 el grupo The Chainsmokers hizo una oda al autorretrato con el hit #Selfie y Ellen DeGeneres se encargó de darle el empujón definitivo cuando realizó, junto con Meryl Streep, Julia Roberts, Channing Tatum, Bradley Cooper, Kevin Spacey, Angelina Jolie, Brad Pitt, Lupita Nyong’o y su hermano, Jared Leto y Jennifer Lawrence, el selfie más retuiteado de la historia. En esa foto Bradley Cooper, que era quien sujetaba el móvil, fue criticado por tener los brazos cortos, ya que algunos famosos se quedaron fuera del retrato.

Sin duda la foto hubiera sido más completa con el “palo-selfie”, un primitivo artilugio con tan buena acogida, que parece que va a desbancar a la rueda de los 10 inventos más importantes de la historia.

Polémicos selfies como el de Barack Obama en la ceremonia en memoria a Nelson Mandela o el de Aki Hoshide desde el espacio, han ayudado a consolidar una moda que va evolucionando según pasa el tiempo. Si hace un año algunos eruditos decidieron desfigurarse la cara pegando cinta adhesiva en su rostro para luego hacerse selfies que recordaban a los autorretratos de Francis Bacon, hace pocos meses Alexander Remnev, un joven aficionado a escalar rascacielos, supo combinar su pasión por el “roof topping” con los selfies, sorprendiendo al mundo con unas impresionantes instantáneas suyas subido a los edificios más altos del mundo.

 

Dentro de la banalidad del asunto, quizá no esté demás recordar que el primer selfie de la historia no la tomó ni Justin Bieber, ni Miley Cyrus, sino Robert Cornelius en 1839, un hombre cuyo selfie no arrasa en las redes sociales, pero al fin y al cabo, fue el primero de todos.

Créditos: SModa

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido