27.6 C
San Pedro Sula
miércoles, mayo 29, 2024

La iglesia contra la minería

Debes leer

Patricia Murillo Gutiérrez

Que bien por la Diócesis de Trujillo que decidió, en Junio, acompañar a las comunidades en sus luchas por la defensa de la vida y el derecho al agua y a un ambiente sano. En Tocoa se reunieron 130 personas representando a las municipalidades de Bonito Oriental, Limón, Tocoa y Santa Rosa de Aguan. Hubo representatividad de Juntas de Agua de todo el departamento de Colon, defensores de los Derechos Humanos y funcionarios del Instituto de Conservación Forestal, Salud Publica y Educación, Medios de Comunicación y agentes  pastorales de varias parroquias de la Diócesis.

Lo anterior lo tomamos del  católico periódico Fides correspondiente del 21 de junio al 27 del mismo mes y tan singular jornada inicio con la reflexion y oración generada desde la Palabra de Dios, dicha en Génesis 2,15, para proceder a exponer los impactos de la minería en el país. Expositores como el experto ambiental Pedro Landa del Equipo de Reflexión, Investigación y  Comunicación ERIC de la Compañía de Jesús, Juan Mejía del del Movimiento Amplio por la Dignidad y la Justicia, MADJ y Hernán Asencio de Caritas, Trujillo.

Efectuaron  un análisis de la Ley de Minería deduciendo que no garantiza el derecho a las comunidades y pueblos  indígenas que históricamente han cuidado esas áreas.

A la vez concluyeron que: con el crecimiento del monocultivo de la Palma, muchas comunidades sufren escasez de alimentos y agua y se pone en precario la seguridad alimentaria pues no hay sitios donde producir.

Asimismo, denunciaron los problemas de legalización de tierras en zonas productoras de agua donde no se respeta el derecho al agua y a  la vida.

Y los mas grave aun, los presentes dejaron claro la preocupación de las comunidades Garífunas costeras por las amenazas de ser desplazados por los proyectos mineros, hidroeléctricos y los proyectos de desarrollo turístico y la actividad artesanal de extracción de otro en los Municipios de Limón e Iriona, Sico, es un gran problema pues nadie tiene control de esta actividad y sus daños. (Fides).

Muy bien Diócesis de Trujillo, igual religiosos cuya vida esta consagrada a servir al prójimo tal como lo mando el maestro Jesús. Religiosos de base de Yoro, Atlántida, Cortes, Santa Bárbara, Choluteca, Copán, Lempira, Francisco Morazán, Intibucá, Colon, etc., excelente su trabajo a veces silencioso para que la cúpula, la jerarquía de la Iglesia Católica que esta abrazada en su gran mayoría (hay honrosas excepciones) con el poder político y los poderes terrenales, no lleguen a estorbar su noble trabajo.

Saludamos a los jóvenes católicos de la Parroquia de Yoro, Yoro, que vienen caminando desde el pasado lunes 17 para llegar a El Progreso este sábado 22, dando testimonio de su lucha contra la minería extractiva, contra el vandalismo a las aguas y bosques de Yoro y el país y a favor de la instalación de la CICIH.

Vimos a  varios sacerdotes en cuenta el padre Cesar  y religiosas Mensajeras de la Inmaculada de la mano con el pueblo curtido por el sol, delgado  por tanta desnutrición pero muy digno, cuando frente a un hotel sampedrano, donde se desarrollo el Conclave Mundial  de la Minería Extractiva, denunciaron por apátrida,  a los que ese momento ofrecían al mejor postor, 950 concesiones que de ser adjudicadas sumarian 35 mil kilómetros cuadrados de nuestro sagrado suelo Patrio.

Le invitamos  aquí investigue las razones porque debemos oponernos  a la minería extractiva.  Le recuerdo una: el desastre ambiental en el ahora olvidado Valle de Siria, donde el cardenal hondureño lloro al llegar. Que pena que ahora tiene un estruendoso y sospechoso silencio.

Estás a un paso de recibir nuestro PDF Gratis

Última Hora

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido