La fotografía «maldita» que se tomó Pep Guardiola en el Bayern Munich

439

En el comienzo de una nueva temporada al frente del Bayern Munich, todo empezó a complicarse para Pep Guardiola. La salida de Bastian Schweinsteiger, icono del equipo y uno de los ídolos de los fanáticos, generó la decepción de los aficionados bávaros.

Como si fuera poco, la prensa alemana descubrió una fotografía premonitoria tomada en 2013.

Como destacó Sport Bild, con el adiós de Schweinsteiger ya son seis las estrellas adoradas por el público que han abandonado el Bayern desde la llegada de Guardiola.

El periódico menciona que este éxodo podría ser parte de una maldición vinculada a una fotografía que Pep se tomó al desembarcar en Alemania.

En la imagen, la primera camiseta de izquierda a derecha es la de Arjen Robben, quién aún sigue en la plantilla. Pero luego empieza una seguidilla de futbolistas que poco a poco se marcharon del conjunto alemán.

Al lado de la camiseta de Robben, aparece la de Claudio Pizarro (abandonó el equipo recientemente), luego Toni Kroos (en el Real Madrid desde 2014), Mario Gómez (Fiorentina) y Mario Mandzukic (Atlético Madrid).

Luego aparece la de Shaqiri (Stoke City), y a la derecha, la de Bastian Schweinsteiger, que se convirtió hace pocos días en futbolista del Manchester United. La polémica fotografía de Guardiola en el vestuario se completa con las camisetas de Javi Martínez, Dante y Rafinha, quienes aún están en el equipo.

Los fanáticos del Bayern silbaron al presidente Karl-Heinz Rummenigge cuando nombró a Schweinsteiger en la ceremonia de presentación de la plantilla de 2015-16 celebrada en el Allianz Arena la semana pasada, ya que desaprobaban desde el primer momento que el mediocampista alemán fuera vendido.

La presión sobre Pep, que no imaginó posar frente a las taquillas y los retratos de media docena de jugadores vendidos, llegará a su tope en pocos días. El Bayern estará obligado a ganar la Supercopa alemana del próximo 1 de agosto contra el Wolfsburgo para que la tormenta sea menor.

Por ahora, este trofeo se le ha resistido a Guardiola, que lo perdió en 2013 y 2014 ante el Borussia Dortmund. De todas formas, antes de esa final, el equipo de Munich se irá de gira a China.