Salomón Salguero, premio «Álvaro Contreras»: «La coraza para informar es el estudio y la ética»

725
Salomon Salguero
A sus 77 años de edad, Salomón Salguero aún conserva la pasión por el periodismo.

SAN PEDRO SULA. El ganador del Premio de Periodismo «Álvaro Contreras» es un periodista de la llamada «vieja guardia» que no olvida un viejo principio de su oficio: “hay que investigar antes de publicar una información».

Sencillo, humilde y accesible, este comunicador que será galardonado el próximo 25 de mayo, recorre el centro de San Pedro Sula todas las mañanas en busca de noticias.
Es fácil identificarlo y localizarlo. Siempre se hace acompañar de su grabadora, unas cuantas hojas de papel y una pluma; igualmente por lucir un abundante e identificable bigote.

«Lo puede encontrar en el parque» o «a veces se va para el (Hotel) Sula a tomar café», también «en la cafetería Pamplona», responden un lustrabotas, un taxista, un policía o cualquier comunicador cuando alguien pregunta por este comunicador que sus 77 años de edad, aún conserva la pasión por el periodismo.

El Poeta

Conocido también como “El Poeta”, cuando Salguero hablar de sus vivencias le brillan los ojos, se toma su tiempo para relatar y dar detalles, y hace pasar desapercibido el sol y el insoportable calor que hace en San Pedro Sula y que estuvo presente en el momento de la entrevista.

En los años de 1965 hasta 196, Salguero incursionó en la poesía y publicó varios artículos en revistas y periódicos y fue así como recibió el apodo «poeta».

Con una larga trayectoria de más de 50 años en el periodismo, Salguero dio sus primeros “pininos” en Tegucigalpa, en los desaparecidos diarios El Pueblo y luego en El Cronista. Sin embargo, fue hasta 1971 que emigró a la capital industrial para laborar en Relaciones Públicas de la Alcaldía de San Pedro Sula.

De acuerdo a Salguero, para convertirse en comunicador tuvo que migrar a los Estados Unidos a estudiar Periodismo y Relaciones Públicas en una Universidad de Nueva Orleans, Estado de Luisiana.

Además de periodista, también estudió Ciencias Políticas en San José, Costa Rica, por medio de una beca.

Actualmente trabaja como corresponsal de Radio HRN y es director del noticiero informativo de Radio Norte de Emisoras Unidas.

La entrevista

TIEMPO DIGITAL contactó a Salguero y este aceptó conversar con este medio, a propósito de su nominación al Premio Nacional de Periodismo Alvaro Contreras, que le será concedido este 25 de mayo.

En la conversación fue interrumpido en dos ocasiones por personas que querían saludarlo. Una de ellas le dijo haberlo visto en los periódicos del país.

Durante la entrevista, Salguero respondió sobre los momentos más importantes como comunicador, los retos que libró y lo que piensa del periodismo actual. A continuación las impresiones de este diálogo:

¿Cuál ha sido su mejor experiencia en el periodismo?

Son varias, ser corresponsal de guerra es un honor (haciendo referencia a la guerra entre Honduras y el Salvador), porque anda defendiendo la patria. Recuerdo que andaban varios periodistas hondureños, y después nos tocó ser coordinadores de periodistas extranjeros, allá en El Amatillo, Arada. Eso fue lo más precioso.

Luego fui designado por la empresa, por la cual trabajo, para darle cobertura a cumbres o eventos presidentes, jefes de Estado, que se realizó en Panamá. Luego fui invitado por el gobierno de Carlos Roberto Flores a integrar la comitiva presidencial para viajar a México a otra cumbre de presidentes. La cobertura de esos eventos le marca a uno parte de la vida profesional.

Notas peligrosas

¿Su mayor reto o lo más difícil que le ha tocado vivir como periodista?

En el tiempo de los militares, cuando Honduras era gobernada por militares, era muy difícil ejercer el periodismo. Había que ser muy prudente. Había notas que había que investigarlas bien. Recuerdo que el director de redacción del periódico me dijo ‘esta nota es buena, pero es peligrosa y de mucho riesgo para usted. Es de buena fuente, pero piénselo bien, mejor no firme la nota’. Cuando uno comienza la satisfacción era ver su nota calzada por uno. Había que pensarlo dos veces.

¿Cree que el periodismo de hoy realmente investiga bien las fuentes?

Ahí lo que está imperando es más el amarillismo. Andan unos jugando a quien lleva la primera información, o sea la exclusividad y por andar en eso peca uno. Y ahora con este bozal que hay, que todavía no se ha reformado en el Congreso, corremos el riesgo que nos pase lo que sucedió al compañero que está en la ergástula penitenciara, David Romero. Hay que tener en la mano la prueba, porque hay que informar, pero con responsabilidad.
Yo siempre he dicho que la coraza de un buen periodista son el estudio constante, la moral y la ética para informar, esos son los elementos. Así lo ha señalado el Premio Nobel de Literatura y periodista, Gabriel García Márquez: ‘La coraza de un buen periodista es informar apegado a la moral y la ética’, caso contrario por calumnia y difamación, va a dar a las ergástulas”.