LA ENTREVISTA – Rafael Medina: “Aquí hay un incentivo perverso para que las empresas no crezcan”

1315
Rafael Medina
Rafael Medina, Un hombre conocido en el mundo económico que empuja a los emprendedores de la capital.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Es un rostro conocido en el mundo económico en la capital, aunque reconoce nunca haber imaginado trabajar para el empresariado y por la defensa de la libre empresa, por 14 años.

Se define como un buen padre, amigo, esposo e hijo. Profesionalmente se siente realizado al dirigir una organización representativa de los empresarios y fortaleciendo el liderazgo de las decisiones económicas en Honduras.

Se trata del ingeniero Rafael Medina, actual director ejecutivo de la Cámara de Comercio e Industrias de Tegucigalpa (CCIT), un hombre con mucha carisma, educación e intelecto.

Con él se puede conversar sobre diferentes temas de la realidad nacional y sobre la economía actual del país. Por eso, Diario TIEMPO Digital sostuvo una conversación con quien también es un líder del desarrollo local empresarial.

Eran las 3 de la tarde, un silencio predominaba en los pasillos y oficinas de la organización empresarial. De forma cordial, el director ejecutivo Rafael Medina, aún con la agenda apretada, explicó detalladamente su andar por la vida.

Días de infancia y juventud

Medina recuerda su infancia corriendo con sus amigos en las calles del barrio La Plazuela, en la avenida Colón, en el centro de la capital. “Nos conocíamos todos. Tegucigalpa era mucho más segura, podíamos andar en bicicleta y jugar fútbol hasta altas horas de la noche. Era una niñez sana», aludió.

De igual forma, el empresario comentó que no tuvo ninguna precariedad económica durante su crecimiento, permitiendo tener una educación y valores de calidad brindada por el esfuerzo de sus familiares. “Afortunadamente estudié desde kínder y mi bachillerato en el Instituto San Francisco en Comayagüela”, recordó.

Sin embargo, reveló que a la edad de 11 años su padre falleció. Desde entonces lo recuerda por los consejos brindados antes de su partida del mundo terrenal. «Respeta a tu mamá, hermana y las mujeres con las que te vayas a relacionar, siempre me lo dijo”, rememoró.

Por otro lado, Medina dijo que su padre le inculcó el hábito de leer libros, pero actualmente ha perdido la periodicidad de la lectura. «Siempre me gusto leer, mi libro favorito es La carrera hacia el poder, de Jeffrey Archer».

Lea También: LA ENTREVISTA: Tony Munguía: «Por los riesgos de la carrera mi familia se oponía a que estudiara Periodismo»

Formación académica 

En cuanto a sus estudios universitarios, Rafael Medina decidió estudiar en la Universidad de Monterrey, México, la carrera de Ingeniería Industrial  al darse cuenta que poseía habilidades numéricas.

«Originalmente quería estudiar Ingeniería Civil, pero me decidí por Industrial, es una carrera que estaba de moda y me gusto en el transcurso de la misma», explicó.

No obstante, ejerció por varios años su profesión en bancos y fabricas realizando estudios de factibilidad. Posteriormente, su oportunidad en la Cámara de Comercio e Industrias de Tegucigalpa (CCIT) llegaría.

Experiencia laboral  en CCIT

«Cada vez soy menos ingeniero y más abogado. Es una área que me gusta mucho», aseguró el actual representante de la CCIT.

En torno a lo anterior, Medina admitió nunca haber imagino trabajar en la organización antes mencionada. «Nunca, cuando me ofrecieron la posición realmente pensé, Dios mío, qué voy a hacer ahí. Inicié como gerente general de la CCIT y es un trabajo edificante, lleno de mucha satisfacción».

A juicio del ahora director ejecutivo de la CCIT, de lo único que se arrepiente es de no trabajar con anterioridad en la organización, porque considera que todos los días son diferentes.

«Lo que menos tiene este trabajo es monotonía, es complicado porque uno debe saber de todo e informarse. Tengo un grupo de trabajo que me ayudan mucho, aquí trabajamos alrededor de 90 personas de primera línea y me enorgullezco de liderarlos», destacó.

También, añadió que en su trabajo ha aprendido desde como dirigirse al presidente, medios de comunicación, temas fiscales, legales, de emprendimiento e innovación.

Medina define sus experiencias laborales dentro de la organización económica como enriquecedoras y satisfactorias en los diversos campos que se ha desempeñado.

Competitividad Hondureña

«Ver como la competitividad de un país puede avanzar en la implementación de garantías inmobiliarias para mi es algo satisfactorio. En el ranking «Doing Business» estuvimos en el lugar cuatro en el mundo y ahora en la posición doce, es la mejor posición para Honduras», detalló.