LA ENTREVISTA – Myrna María Barahona, la periodista elegida por el rock

995
¿Cuál es su opinión sobre la escena actual del rock en el país?

Está vibrante, súper variada y mejor que nunca. Me atrevo a decir que, con un movimiento tan activo, hay un efecto rebote y provoca saturación de eventos. Eso significa que de tantos, la gente va muy poco a los conciertos de metal a menos que sean eventos de Delirium o como el que se realizó hace poco con cinco bandas de los noventas (Old School Rock Fest). El movimiento rock está activo y produciendo mucha música.

¿Influyen las redes sociales para mantener la escena activa?

El problema que veo es que se utilizan (las redes sociales) para minimizar los méritos de algunos grupos o para levantar intrigas y dudas de la honorabilidad de x personas. Las redes deberían servir para exaltar, culturizar, promover buenas cosas y mantener linda la escena que tenemos, eso se da no sé si por prepotencia, envidia o inseguridad. No a todos nos pueden gustar las mismas bandas, pero porque eso pase no voy a insultar, hablar públicamente mal de ellos, debo respetar si quiero respeto. El respeto hace falta en cierta parte en el movimiento del rock n‘roll.

¿Qué pasa con los medios que bombardean la población con eventos que no aportan  mucho a la cultura?

Hay que ver algo con el reguetón, seguramente las personas que hacen eso tienen convenios comerciales con la marca que los trae o les gusta esa música. Realmente la mayoría de los presentadores de televisión que tenemos les gusta ese género, me parece que podrían ser esas razones. Además, podrían tener tratos para que el artista llegue a sus medios.

¿Considera que algunos músicos sobreviven tocando covers y no con música propia?

Algunos hacen música original como alguien que entreviste hace poco (Walter Lenin Sosa de Maintower), él también toca covers porque hay dinerito adicional. Hay otros músicos que dejaron de tocar lo original para dedicarse a eso, les da dinero y lo necesitan. Hay otros que se ganan muy bien la vida con bandas de covers, aun así siempre tienen sus composiciones originales. Digamos el Dúo Los Tres gana súper bien y los piden en todas partes de Honduras.

¿Su opinión por la cancelación de los conciertos de Ángeles del Infierno y Brujería en el 2017?

Mire, en el caso de estas dos bandas fue completamente injusto, me consta que por el lado del empresario de Motocity él lo tenía todo en regla. Le metieron una excusa de que el concierto era a no sé cuántas horas de las elecciones, la verdad es que el evento iba terminar antes de las 12 de la noche y en todo caso las elecciones eran el domingo. Según me dijeron–allegados a la productora– la cancelación fue por presión de un grupo de pastores evangélicos afines a Casa Presidencial.

También ellos (los pastores) querían intervenir en el retiro de bandas y que se cancelara el Rock Fest Puerto Cortés que fue poco después de la cancelación de Brujería. De esa banda también tengo entendido que fue injusto, se presentó toda la documentación, pero algún tipo de justificación de una entidad gubernamental impidió el evento. Lo que sí es un hecho es que es una cacería de brujas. Trataron de afectar el Rock Fest del empresario Gerardo Ayala, eso era para celebrar el inicio de Semana Santa y para atraer turismo; darle otra cara al lugar, hasta cierto punto Ayala retiró dos bandas y no fue su culpa.

Lo digo, en un país donde no se pueda disfrutar de la música está fregada la cosa. Tuve la oportunidad de ver a Brujería en México en un festival (Corona Hell & Heaven) y sinceramente, en las calles de Honduras es donde da miedo andar y no en un concierto de Brujería.

¿A cuántos eventos internacionales ha tenido la oportunidad de asistir?

No tantos como he querido porqué es muy caro viajar, pero sí asistí a tres festivales consecutivos en Europa (Graspop en Bélgica), para mis gustos es el mejor, por lo menos en algunos años era el mejor. He ido a otros en Estados Unidos, México y en Centroamérica.

¿Podemos los hondureños seguir con la utopía de algún día tener un festival de esos calibres?

No lo creo.