LA ENTREVISTA- Hena Ligia Madrid: «Me siento feliz cuando ayudo a las personas»

1454
Madrid
La doctora Hena Ligia Madrid Lizardo de Torres, se caracterizado por ser una persona que se preocupa por el bienestar de los más necesitados.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. A pesar de los problemas internos y al límite de los días a fin de tratar de inscribir su movimiento en las elecciones 2020 del Colegio Medico de Honduras (CMH), y darle un cambio a esa institución, la doctora Hena Ligia Madrid, de manera cordial se tomó el tiempo esta semana para responder a varias preguntas.

Aunque nació en la ciudad industrial, San Pedro Sula, y dar sus primeros pasos en ese lugar, se trasladaría a la edad de 11 años hacia Comayagua junto a su familia. Varios años después, llegaría hasta Tegucigalpa, capital del país, donde reside actualmente y la que considera su localidad favorita, ya que es donde más se siente cómoda.

En virtud de lo anterior, la galena recordó que estudió y cursó la primaria en la Escuela Reginald H. Hammer (SPS); centro educativo en ese momento perteneciente a la Standard Friut Company, y que impartía el pan del saber en asociación con el Estado. Madrid indicó que fue una buena educación, «nos enseñaban letra Palmer, era excelente».

«Ingresé de cinco años a primer grado y salí bien, ya a los once años terminé los seis grados de primaria», añadió.

Durante su estancia en la capital del turismo religioso, culminaría la segunda etapa de su preparación académica en el Instituto León Alvarado. «Entre bien joven a la secundaria», recordó.

Lea también: LA ENTREVISTA – Mauricio Kawas: “No tuve novia en el colegio, era desafortunado en ese asunto”

Primero maestra de educación primaria, luego medico 

Ya en Tegucipalpa, primeramente estudió magisterio (antes de interesarse por medicina) en la extinta Escuela Normal de Señoritas. Esto, a petición de su padre también docente, quien le inculcó los valores éticos y morales que ha puesto en práctica toda su vida.

«Como somos tres hermanos (dos varones y una mujer), era la última, la menor y la única mujer. Él dijo, «no, ustedes los tres, primero maestros y luego estudian lo que quieran». Eso ha sido una gran experiencia, porqué siempre me gustó la docencia».

Y agregó que, «primero fui maestra de educación primaria, di clases a tercero y cuarto grado, y a la vez estaba sacando el bachillerato en el Instituto Alfonso Guillén Zelaya. Porqué nadie podía ingresar a la universidad sin sacar el bachillerato y luego entre a estudiar medicina».

Más adelante, contó sus motivos por el cuál decidió que quería ser médico, siendo esta una sencilla razón. «Mi hermano mayor, que me lleva dos años, estaba estudiando medicina y a mi me encantaba verlo a él vestido de blanco y con aquellos libros estudiando todas las noches», aludió Madrid.

«Yo decía, ‘estudio medicina o me hago enfermera’. Pero, quiero ser médico como mi hermano y así fue, me matriculé en ciencias básicas y de ahí seguí con medicina y no perdí ningún año, hace 41 años que me gradué en el 79. Luego entre a estudiar pediatría».

Siempre buscaba sacar buenas notas

Asimismo, la galena relató que era de las estudiantes que sacaba buenas notas, y que tenía una sana competencia con dos amigas más. En efecto de ver quien era la mejor. Por lo tanto, solo contaban las notas de 95 a 100 %.

«Fui de las que sacaba altas notas, en los primeros años de plan básico. Habíamos tres estudiantes que eran quienes nos disputábamos la mejor nota, fue una linda competencia, ya que éramos grandes amigas. Teníamos que sacar de 95 a 100  %, y la que sacara menos de 95 no servía», especificó entre risas.

«En el segundo año de plan básico saque todas las materias entre 98 y 100 %, les gane a las otras dos. Era una competencia bonita», continuó.

Mientras tanto, Madrid señaló que después de egresar de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), se dedicó a incontables cursos. «No tiene idea de cuantos cursos saque (risas). En administración de hospitales, gerencia hospitalaria, seguridad social, medicina de adolescentes, neurología, etcétera», subrayó.

El momento de formar una familia

De acuerdo con Madrid, luego de graduarse de maestra, sus progenitores le presentaron quien sería su único novio, esposo, padre de sus hijos y con el cual mantiene un magnífico y tranquilo matrimonio, a punto de cumplir 50 años de estar felizmente casados, habiendo procreado tres hijos.