LA ENTREVISTA – Denis Castro: «Me apasiona cultivar hortalizas»

384
Denis Castro
Denis Castro asegura que disfruta ver crecer sus cosechas de chile dulce, tomate y culantro.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Cultivar sus propias hortalizas es una de las activcidades que más disfruta hacer el actual diputado del partido Alianza Patriótica, Denis Castro Bobadilla, fuera de sus labores diarias del Poder Legislativo, según lo reveló en una entrevista exclusiva con Tiempo Digital.

Según el también médico forense, ver crecer su propia cosecha y luego consumir de la misma, lo llena de satisfacción al momento de realizar dicha actividad.

Castro Bobadilla nació en San Pedro Sula pero se crió en America del Sur, específicamente en la ciudad de Buenos Aires, Argentina. Ahí aprendió a leer y escribir, porque cursó su primaria y parte de la secundaria.

Luego de esa etapa, el parlamentario, regresó a Honduras para obtener su título de doctor en medicina y cirugía en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH). Posteriormente, viajó hacia Costa Rica, país donde estudió por tres años la especialidad en medicina forense.

Tiempo después retornó al país para estudiar derecho, carrera en la que obtuvo su titulo de abogado. Sumado a ello, cursó una maestría en Derechos Humanos en la Universidad de la ciudad de Guatemala.

El destacado académico tiene 30 años de estar casado con su actual esposa, con quien procreó dos hijas, quienes se criaron en un ambiente de respeto, así lo aseguró Bobadilla.

Durante la conversación con Tiempo Digital, el legislador también habló sobre sus gustos por la gastronomía y la forma en que incursionó en la política.

Lea también: LA ENTREVISTA – Infectólogo Tito Alvarado: «Los Beatles siempre fueron parte de mi vida»

A continuación las preguntas y respuestas con Denis Castro Bobadilla:

¿Está casado?

Si tengo y mi familia la conforman mi esposa y mis dos hijas. Tengo 30 años de estar casado con mi esposa. Me casé con una persona maravillosa, respetable y respetuosa. Es una dama completa que aquellos que la conocen, saben que con solo su presencia saben que es de primer orden.

Ella es una persona que quiero entrañablemente. Ambos somos compañeros de la vida, conformamos un hogar muy sólido donde nuestras hijas están formadas en un ambiente de respeto.

¿Cuál es su libro favorito?

Depende el momento y la circunstancia. Una persona no puede tener un libro favorito pero si un escritor favorito. En mi caso que soy una persona que en mi casa no hay sitio que no tenga libros y también yo regalo libros a través de las redes sociales.

El año pasado y lo que va de este año he regalado cerca de 200 libros de diferentes textos. Hay literatura, libros de especialidades en salud, libros de las diferentes ramas del Derecho. Y mi libro favorito y que más leo es la Torá. Dicho libro se basa en las enseñanzas de la religión judía y ese era el que seguía Jesucristo.

¿Cuál es su color preferido?

El negro.

¿Qué música prefiere escuchar?

Depende, aunque tengo un autor favorito que es Abat doble concierto, doble violín. Otro de los autores que más he escuchado en los últimos tiempos con mucho deleite se llama Erick Satie, quien es un pianista francés. Pero mi artista favorito es Joan Sebastián.

¿Cuál es su comida favorita?

Los asados.

¿Cuáles son sus estudios realizados?

Soy graduado de Medicina en la UNAH, después estuve tres años en la universidad de Costa Rica. Ahí estuve tres años en un posgrado de ciencias forenses. También estuve un año en la universidad de Miami, Florida. Después estudié derecho con orientación penal cuatro años, y posteriormente saqué una maestría de Derechos Humanos de la universidad de San Carlos, Guatemala.

Denis Castro Bobadilla, además de ser profesional e la medicina, es abogado.
¿Cómo incursionó en la política?

Yo nunca había incursionado en política, porque en mi vida me acerqué a un político para pedirle trabajo o cosa que se refiera. He sido un académico y siempre he satisfecho mis necesidades a través de mi propio ejercicio laboral. Presté mis servicios en el Poder Judicial durante 35 años y en otra institución de Honduras.

Pero cuando me jubilé y solo me quedaba la parte académica yo dije: ‘creo que debo de contribuir por lo menos con el pensamiento a ese entuerto llamado Asamblea Legislativa de Honduras’, pero como se comprenderá es nadar contra la corriente, porque la población en sus eternos errores que comete a colocado en ese sitio a gente que no llegaron para procurar el bien público, sino para el bien personal a través de esa posición y por eso los escándalos de corrupción que se oyen constantemente.

Eso no lo puedo evitar porque son actos del pasado. Llegué a un sitio (CN) desprestigiado y procuro mantenerme al margen de todo acto reñido con la ley. Es más, yo no conozco muchas partes del CN, porque me dedico a lo que voy y con la misma me retiro.