LA ENTREVISTA – Cesia Mejía: «Mi aporte es informar al pueblo para que salgamos de la ignorancia»

2237
Cesia Mejía
Cesia Raquel Mejía no descarta la posibilidad de incursionar en la política.

Cesia Mejía, a sus 30 años de edad, es uno de los rostros más bellos de la televisión hondureña. Su carisma ha logrado convertirla en una de las presentadoras favoritas del medio en que labora y su profesionalismo es su carta de presentación.

Desde el año 2009, la periodista hondureña inició en los medios de comunicación; en 2013 llegó a Canal 11 y en 2014 incursionó en la televisora internacional TV Azteca. Dos años más tarde, formó parte del equipo de Televicentro.

Este último decidió separarla de sus funciones en la compañía y actualmente es una de las presentadoras más destacadas de HCH, medio de comunicación que considera como su casa, según lo dijo a Diario TIEMPO Digital.

En una plática amena, Cesia Mejía relató detalles de su vida personal, además habló sobre su salida inesperada de Televicentro, sus miedos, su vida sentimental y se refirió a su llegada al canal más visto a nivel nacional,  HCH.

Lea también: Cesia Mejía hoy revela a sus seguidores cuál es su mayor pánico

A continuación la entrevista:

¿Quién es Cesia Mejía?

Una mujer que se esmera por salir adelante día a día. Normal, luchadora, agradecida con Dios y quienes me apoyan siempre.

¿Cómo recuerda su niñez?

Muy bonita, rodeada de 7 hermanos, con los que compartíamos todo. Peleábamos porque somos seguidos, pero en cualquier circunstancia ahí estamos unidos con mis padres maravillosos.

¿Cuál es su mejor recuerdo de adolescencia?

Mis años en el colegio fueron muy gratos.

¿Qué es lo más loco que ha hecho?

Ummm no recuerdo, creo que aún no ha llegado.

¿Qué opina del amor?

Es el sentimiento más bonito, capaz de transformar al ser humano, sobretodo cuando es sincero.

¿Es Cesia una mujer enamorada?

Si, de mi familia, del trabajo y de las cosas simples que hacen bonita esta vida.

¿Qué la hace feliz?

Sin duda, compartir con mi familia, su salud y bienestar es mi felicidad. También trabajar en lo que me gusta y compartir con buenas personas.

¿Cómo hace para lidiar con los comentarios negativos de la gente que la sigue en el medio que labora?

De los pocos que recibo les busco si hay algo que sirva para mi crecimiento y lo tomo, sino no les presto atención.

¿Cómo superó su salida de Televicentro?

No hubo nada que superar. Siempre he comprendido que esas cosas pasan, mientras no seas tú el dueño, nadie tiene seguro nada. Uno solo debe agradecer y seguir para adelante. Ahora pongo como siempre, mi mayor esfuerzo en HCH.

Si la llamarán de ese medio para que regresara, ¿aceptaría?

Prefiero decir que no sé porque la vida da vueltas y es mejor no negarse para no darse después con la piedra en los dientes.

¿Le gusta bailar?

Si, aunque creo estoy como “oxidada” porque ahora lo hago poco o nada jajajajajaa.

¿Tiene algún vicio?

No, nada.

¿Cómo ha cambiado su vida desde que entró a HCH?

Pues el horario es el medio complicado nada más, porque veo menos a mi hija. En la mañana ella en la escuela y en la noche que regreso está dormida. Ese proceso no lo asimilamos aún, ninguna de las dos, pero poco a poco será. Después de ello todo sigue igual, yo haciendo lo que me apasiona y en el canal que más se mira en Honduras.

¿Cómo es su relación con sus compañeros de trabajo?

Me esfuerzo en tener una buena relación laboral porque es importante para la paz interior, y si hay diferencias por el estrés diario, me enfoco que sean estrictamente laborales. Yo siempre trato con respeto a cada uno, nadie es menos ni más que nadie, cumplo con mis obligaciones y apoyo en lo que puedo.

¿A qué le atribuye su éxito profesional?

Al amor infinito de Dios, al tremendo apoyo de mi familia y los valores inculcados por mis padres.

Si pudiera volver al pasado, ¿qué cambiaría de su vida?

Nada, todo me ha dejado un crecimiento o una lección, soy del pensamiento que todo pasa por algo.

Profesionalmente, ¿está hoy donde quiso estar?

Sigo aprendiendo, me falta mucho, este es un proceso constante.

¿Dónde y cómo se visualiza en 10 años?

La verdad siempre trabajando, solo que me veo con más independencia, es decir, con menos horas en el trabajo y más tiempo con mi familia. Yo hago mi parte pero solo Dios sabe cuáles son los planes.