17.9 C
Honduras
martes, octubre 26, 2021

LA ENTREVISTA | Carlos Umaña: «Antes de ser médico, quería ser camionero»

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Inquieto desde niño, servicial desde pequeño, gracias a los valores que le inculcaron en la familia y en el Instituto Salesiano San Miguel, amante del fútbol y aficionado el Olimpia, aunque no pudo celebrar su último campeonato por el COVID-19.

Desde que inició la pandemia, ha estado en la primera línea. Es uno de los médicos que a diario usa sus redes para dar consejos a la población en relación al coronavirus. Uso de mascarilla, distanciamiento social y lavado de manos son parte de los recordatorios que hace Carlos Umaña, presidente de la Asociación de Médicos del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS).

Debido a la pandemia del COVID-19 y la separación de 251 kilómetros, la entrevista tuvo que ser vía telefónica. Sin embargo, eso no impidió que Umaña compartiera con este medio de comunicación parte de su vida, no sólo profesional, sino también familiar.

Vida Feliz y deportiva

Umaña nació en Comayagua en 1964, sin embargo, junto a sus padres, desde pequeño, se trasladó hasta la capital de Honduras. El doctor Umaña recordó que su infancia “fue muy feliz, muy tranquila». Durante 15 años Umaña vivió su infancia en la colonia El Hogar.

Desde joven le gustó el deporte, y en el Instituto Salesiano San Miguel fue guardameta “y capitán del equipo durante mi último año. También jugué beisbol donde estuve en la liga federada”, contó el médico.

Umaña soñaba con ser futbolista, pero tenía claro «no lo es todo en la vida”, reconoció el médico. Eso sí, jamás ha dejado de ver los partidos del ‘Rey de Copas’, pese a que nunca se profesionalizó para vestir su camiseta.

Tan aficionado es de su equipo que no pudo dejar escapar la oportunidad de contar cómo vivió la última final que disputó su amado león.

“Fue de infarto. Nos fuimos a los penales y lo viví con extrema alegría, pero, al mismo tiempo, con extrema tristeza debido a que la Ultra Fiel y demás aficionados del Olimpia iban a salir a festejar a pesar de todos los consejos que se les dio. Este es el primer campeonato del Olimpia que no salí a las calles a celebrar”, manifestó.

Niño inquieto con muchas anécdotas

Por otro lado, Umaña contó que él fue un niño inquieto y tiene muchas anécdotas que atesora en su corazón. Aún así, no fue un mal estudiante, afirma. “Era muy activo, siempre fui líder. Tengo muchas anécdotas que no ajustaría el tiempo”, dijo el galeno.

Umaña compartió que uno de sus momentos más felices fue cuando quedó campeón con la selección juvenil.

Umaña en sus años de juventud.

Lea también: LA ENTREVISTA | Blanca Moreno, la periodista que “metió la pata” con García Márquez

De camionero a médico

El médico, quien se ha vuelto una de las principales fuentes de información en torno al COVID-19 en Honduras, quería ser camionero cuando estaba pequeño, debido a que a él le encanta viajar por la carretera.

Desde muy pequeño le gustó servir a los demás. Fue miembro de los Scouts de Honduras y nos contó que cuando algún compañero se golpeaba, era él quien le ayudaba, pues no le tenía miedo a la sangre.

“Me acuerdo del experimento del sapo. Poníamos a dormir a un sapo, yo fui el único que no vomitó. Entonces yo sabía desde niño que iba ser médico”, contó el profesional de la Medicina.

Cuando entró a la universidad en los primeros años, para Umaña fue como estar en el colegio, y durante su primer año, cursó 14 clases.

Durante su paso por la universidad, se involucró en la política estudiantil del Alma Mater. Gracias a su liderazgo, Umaña se convirtió en presidente de los estudiantes de primer año de Medicina.

“Nos metimos en la lucha de algo que se llamaba regulación académica, que era algo que le pedían todo el año anterior para pasar al siguiente. Usted antes, en Medicina, para avanzar podía sacar las clases poco a poco”, explicó el médico.

De igual interés: LA ENTREVISTA | Dj Binbo: «Perdí a mi papá a los 2 años y a mi mamá a los 16″

Umaña servicial

La vida de servicio de Umaña no se remonta a cuando él comenzó a ejercer la Medicina, sino desde antes. Fue presidente nacional de los clubes Leo de Honduras y socorrista voluntario de la Cruz Roja. “A mí me gusta servir, me gusta darle a Honduras lo mejor de lo uno pueda”, dijo.

El galeno también se considera un padre deportivo. Contó que siempre acompañó a su hijo a todos sus eventos y que, por tanto, él también se volvió un líder. Fue capitán de su colegio. “Participar con los hijos en el deporte es bueno. De hecho, soy el médico de los equipos de los colegios de mis hijos. Yo me ligo a mi vida de servicio”, comentó.

Su don lo ha transmitido a su familia. De hecho, su esposa también se ha involucrado en obras de voluntariado. “Me gusta servir a las personas. Los dirigentes debemos servir y no servirnos de las personas” sentenció.

Más noticias

Últimas Noticias

Abrir anuncio

Close
error: Contenido Protegido