La Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) sostendrá una reunión este domingo a las 10:00 (13:00 UTC) para definir si se mantendrá en pie el partido reprogramado entre Boca Juniors y River Plate o si la final de la Copa Libertadores se deberá posponer para la próxima semana.

Según informa Olé, la decisión se conocerá cinco horas antes del previsto inicio del encuentro, presuntamente con el objetivo de evitar el inconveniente de este sábado en el que muchos de los hinchas se enteraron de la suspensión cuando ya se encontraban en el estadio.

En conformidad con los pronósticos meteorológicos, el rumor más fuerte es que el partido de ida de la final se dispute el 17 de noviembre, cuando se prevé un cese de las lluvias. No obstante, según La Nación, en el banquillo del Boca hay una preocupación de que para esa fecha se recuperen algunos jugadores clave del River que se encuentran lesionados.

Ante esto, trascendió que Conmebol determinará el futuro del juego sin la participación de los presidentes de ambos clubes.

Los otros candidatos son Roberto Tobar, quien dirigió en la ida de muy buena manera, el brasileño Anderson Daronco, el uruguayo Andrés Cunha y el peruano Víctor Carrillo.

Con una semana por delante, la Conmebol comienza a definir quiénes serán los que impartirán justicia en la revancha de la Superfinal entre River y Boca. Tras el empate 2-2 en la Bombonera, el duelo de vuelta de la final de la Copa Libertadores se desarrollará el próximo sábado 24 de noviembre, en el estadio Monumental.