Luis Suárez y Philippe Coutinho se conocen desde hace años y esa conexión entre ambos volvió a dar frutos en el primer gol de la vuelta de semifinales de Copa ante el Valencia.

Suárez habilitó este jueves al brasileño en el primer gol de los blaugranas ante los murciélagos, al minuto 49, cuando recién entraba al terreno de juego de Mestalla. Su tanto significó el 0-2 en el global para su club.

Pero esta conexión es añeja, pues el primer tanto de Coutinho en el Liverpool (ante el Swansea, en 2013) también contó con la participación especial del «Pistolero»:

Coutinho dijo al final del partido de hoy que estaba contento por su primer gol y por su primera final, pero que le queda mucho camino por andar en el Barcelona.

«De todas formas, queda mucho para la final y tenemos otros partidos importantes en otras competiciones. Ya habrá tiempo para prepararse de cara a la final», declaró.

Contra el Valencia, en la ida de la Copa del Rey, ya fue afinando la puntería y probó fortuna en dos ocasiones ante Jaume Domènech. Balance, una parada y un tiro fuera. En el derbi de Liga del pasado domingo, en un anegado estadio de Cornellà, ya mostró las garras a lo grande, con un zapatazo al larguero en el que Diego López no llegó al balón dada la violencia del impacto.

En otro disparo el meta espanyolista sí detuvo el balonazo del brasileño. Y fue en Mestalla, en la vuelta de la Copa, donde ‘Cou’ se estrenó como goleador con un acrobático remate de primera, cruzado y venenoso, tras gran jugada y mejor centro de su socio Suárez, con quien ha reactivado su conexión de Anfield.

En total, 9 disparos de Coutinho como azulgrana y un gol, un larguero y cuatro paradas de los porteros. No pinta mal.