LA CEIBA. Una mujer fue detenida en las últimas horas en la Colonia Gonzalo Rivera, de la zona norte hondureña.

La fémina fue identificada como Gladys Suyapa Espinoza Flores, de 32 años de edad, alias «La Chiqui», originaria de Gabanagrande, Francisco Morazán y residente en la colonia antes mencionada.

A Espinoza Flores se le acusa de portación ilegal de arma y cayó luego de un seguimiento y viigilancia por parte de los elementos de la Fuerza Nacional Antiextorsión (FNA), con el apoyo de la Tropa de Inteligencia y Grupo de Respuesta Especial (TIGRES).

Tras la detención de Espinoza Flores, autoridades procedieron al decomiso de una arma de fuego tipo fúsil AR-15 sin serie, dos cargadores de plástico color negro para munición de 5.56 milímetros. Asimismo, 61 proyectiles de 5.39, 55 proyectiles calibre de 5.56 milímetros y dos teléfonos celulares de diferentes marcas.


ANTECEDENTE

En agosto pasado, miembros de la Policía Nacional dieron captura por séptima vez a un supuesto asaltante en La Ceiba, zona norte del país.

El detenido fue identificado como Franklin Omar Cáceres Sabillón de 22 años de edad, alias “El Chele”. Según se informó el residente de la colonia Los Laureles, fue puesto en libertad esta semana por los Juzgados de esa ciudad.

¿Por qué lo dejan libre? Las autoridades expresaron que nunca hay pruebas suficientes para su condena. Asimismo, las víctimas lo reconocen pero no se atreven a poner una denuncia formal en su contra.

Esa vez lo aprehendieron nuevamente por el delito de robo en perjuicio de un testigo protegido. Y se espera que reciba la condena correspondiente.

Cáceres Sabillón fue presentado a los medios de comunicación en las instalaciones de la Dirección Policial de Investigación (DPI). Al parecer, los ciudadanos lo reconocieron y comentaron haber sido víctimas del detenido.