La Ceiba: muerto frente al CURLA era presidente de patronato

El hombre también laboró en INSEP, según detallaron.

686
presidente
El cuerpo del hombre quedó tendido al lado de su bicicleta.

ATLÁNTIDA, HONDURAS. Presidente de un patronato era la personas que perdió la vida ayer en horas de la tarde en la ciudad de La Ceiba, zona atlántica del país, a quien le infirieron varios balazos.

Específicamente, el hecho violento se suscitó en la colonia Casa Blanca, en el desvío al Centro Universitario Regional del Litoral Atlántico (CURLA). El victimado respondía en vida al nombre de Juan Ramón Méndez, cuya edad no fue establecida.

De acuerdo a lo detallado por las autoridades, el hombre iba a bordo de su bicicleta, cuando sujetos desconocidos en motocicleta, lo interceptaron. Sin dar explicaciones, estos le dispararon hasta matarlo.

Sobre la pavimentada

El ciclista perdió la vida al instante y su cuerpo quedó tendido sobre la pavimentada. En tanto, los malvivientess procedieron a darse a la fuga con rumbo desconocido, tras lograr su cometido.

Hasta la zona llegaron elementos de la Policía Nacional, quienes acordonaron la escena del crimen, para proteger las evidencias. Asimismo, indicaron que la víctima vestía una camisa roja, jeans y una gorra color verde y su bicicleta era color azul.

Ramón Méndez actualmente era el presidente del patronato de la colonia El Búfalo. Además, se conoció que hace algunos años se desempeñó como empleado en la regional de la Secretaría de Infraestructura y Servicios Públicos (INSEP).

Lea también: Decapitado y con rótulo en su cuerpo hallan a hombre en Amarateca

Como parte del procedimiento legal, un equipo de Medicina Forense se presentaron al lugar del crimen y levantó el cuerpo. Luego, lo trasladaron hacia la morgue del Ministerio Público en la ciudad.

Presidente de patronato gestionaba el funcionamiento de posta policial 

Por su parte, agentes de la Dirección Policial de Investigación (DPI) los trabajos indagatorios en cuanto al hecho criminal. En primera instancia, deben establecer el paradero de los malhechores, y remitirlos a los tribunales correspondientes.

Uno de los datos que manejan las autoridades, es que Méndez en su condición de presidente de patronato, estaba gestionando el funcionamiento de una posta policial. Misma que habían cerrado hace algunos años.

A su vez, indicaron que el hombre también cuidaba carros en el centro de la ciudad.