La Ceiba: asesinan a conductor de la empresa Hedman Alas

427
conductor
El cuerpo del occiso quedó sobre el pavimento.

LA CEIBA, ATLÁNTIDA. La muerte violenta del conductor de un autobús de la empresa Hedman Alas se reportó esta día en horas de la mañana, en la zona del litoral atlántico.

El hecho se registró en la carretera CA-13 en la entrada a la bulevar La Amistad de esta ciudad turística. El infortunado ciudadano respondía en vida al nombre de Santos Saúl Henríquez Varela, de 55 años de edad.

Según la información preliminar de las autoridades, Henríquez era originario de la ciudad de Tegucigalpa, en Francisco Morazán. Este se conducía en el autobús cubriendo la ruta de La Ceiba hacia San Pedro Sula, al momento de su muerte.

Al parecer, sujetos desconocidos interceptaron al occiso y de inmediato le propinaron varios balazos en su integridad física. Los certeros disparos le provocaron la muerte al instante, quedando el cuerpo sobre la pavimentada.

Móvil desconocido

Las autoridades policiales se trasladaron hasta el lugar tras ser alertados por personas que presenciaron el crimen. Al llegar constataron lo ocurrido, por lo cual acordonaron la escena para poder proteger las evidencias.

Hasta la zona también se hizo presente un equipo de agentes de la Dirección Policial de Investigación (DPI), con el fin de comenzar con los trabajos indagatorios respecto al hecho.

El ente investigador no dio mayores detalles acerca de este nuevo asesinato a un empleado del rubro del transporte. Además, señalaron que desconocen las razones por las cuales le quitaron la vida.

Lea también: ¡Fatal! cuatro muertos deja volcamiento en Cucuyagua, Copán

Por otra parte, miembros de Medicina Forense del Ministerio Público se desplazaron al lugar para llevar a cabo el respectivo levantamiento del cuerpo. Luego lo trasladaron hacia la morgue judicial de la región.

Cabe recordar que la cifra de conductores muertos de forma violenta se ha incrementado en los últimos días. Recientemente, un conductor de la empresa que cubre la ruta López Arellano- San Pedro Sula, pereció de varios balazos junto a su ayudante.

El hecho se suscitó en la «vuelta del cura», en el bulevar del norte, cuando iba en ruta hacia la capital industrial.