«La bestia del mar», el nuevo método de transporte para inmigrantes

Esta ruta es mucho más peligrosa que otras usadas anteriormente.

554
la bestia del mar
Las lanchas parecen vacías pero a medida que se alejan, se nota la gran cantidad de tripulantes.

La bestia del mar, así le apodan al nuevo método de transporte para inmigrantes centroamericanos. Pese al esfuerzo de los gobiernos mexicano y estadounidense, la necesidad siempre es clave para encontrar la manera de buscar el sueño americano.

A través de rutas clandestinas, enfrentándose a aguas turbulentas, exponiéndose a cualquier peligro, más de diez personas viajan en una sola lancha.

Las veloces lanchas, cargadas con inmigrantes, cruzan de Guatemala a México por la Costa del Pacífico. Algunos defensores de los Derechos de los Migrantes, aseguran que esto es todavía más peligroso que los métodos utilizados anteriormente.

Asimismo, los pobladores de los pequeños pueblos que cruzan en su recorrido, prefieren no brindar declaraciones. Incluso, actúan como si jamás hubiesen presenciado la situación.

Sin embargo, en este tipo de casos puede verse el apoyo humanitario. ¿Por qué? Los pobladores de las zonas costeras les ayudan a los inmigrantes y les proveen de un lugar para descansar, echar gasolina y alimentarse.

Los pescadores aseguran que ya están acostumbrados a ver estas lanchas. Pero prefieren no acercarse porque los inmigrantes a veces creen que van a asaltarlos.

En muchas ocasiones, solo se observa cómo pasa una lancha, aparentemente, vacía. A medida que se aleja se miran cómo varias personas van acostadas. Luego, pasa una segunda lancha y se ven más tripulantes.

La bestia del mar

«La verdadera bestia es el gobierno mexicano y sus fuerzas migratorias de control y represión», declaró Diego Lorente del Centro de Derechos Humanos «Fray Matías».

Lo anterior, porque muchos califican los medios de transporte de los inmigrantes como «bestia»; eso por el daño que ocasionan durante la ruta.

El viaje a través del mar es difícil, los pobladores han revelado que en muchas ocasiones, cadáveres han emergido. De la misma manera, expresaron que hace un año presenciaron un hecho terrible. Tres menores de edad murieron ahogados al volcarse una lancha.

En los últimos meses, los avistamientos de lanchas con inmigrantes han reducido considerablemente. Cada vez son más los centroamericanos que se arriesgan para alcanzar una mejor calidad de vida y otros, huyen de los horrores de sus países.