TEGUCIGALPA, HONDURAS. Kevin Solórzano, un joven universitario cuyo nombre resuena en la cabeza de los hondureños, quienes ayer se sintieron alegres porque él fue absuelto de los cargos criminales por los que se mantuvo en prisión.

Pero, hasta conseguir salir de la cárcel, el camino no fue nada fácil, pues desde el 2015, sus abogados agotaron todas las instancias, recursos y más que que él recobrara su libertad definitiva.

Al fin, la Sala de lo Penal de la Corte Suprema de Justicia emitió una absolución este jueves para Kevin Joshua Solórzano Hernández, luego de que sus abogados interpusieron un recurso de casación desde 2018.

Solórzano fue condenado a 33 años de prisión el 21 de septiembre de 2017, por el asesinato del exfiscal Edwin Eguigure y tentativa de homicidio en contra de María Auxiliadora Sierra.

Dicha condena se dividía en 20 años de reclusión por la muerte de Eguigure y 13 años con 4 meses por la tentativa contra Sierra.

Cronología

2015: Hecho y captura de Kevin Solórzano

El 11 de noviembre de del año 2014 asesinan en su casa de habitación al exfiscal Edwin Eguigure, frente a sus dos hijos y esposa, la también profesional del derecho María Auxiliadora Sierra.

Hecho que sucedió en el momento que salían de su casa de habitación, en la aldea el Chimbo, carretera que conduce de Tegucigalpa a los municipios de Valle de Ángeles y Santa Lucía.

El 20 de noviembre del mismo año, se le da detención al joven universitario Kevin Joshua Solórzano Hernández, de 19 años en ese entonces. Agentes de la Fuerza Nacional Institucional (FUSINA) ejecutaron la orden de captura por suponerlo responsable del asesinato de Edwin Eguigure.

Al siguiente día, el 21 de noviembre el joven Kevin Solórzano asegura que demostrará su inocencia y niega rotundamente que sea la misma persona que aparece en el retrato hablado difundido por la Policía.

Más tarde, 22 de noviembre, un juez con jurisdicción nacional dictó detención judicial en contra de Kevin, y se trasladó ese mismo día a la Penitenciaría Nacional Marco Aurelio Soto. Al universitario se le acusó del asesinato de Edwin Eguigure y tentativa de asesinato «contra un testigo protegido».

El 25 de noviembre, la madre de Kevin comparece por primera vez ante los medios de comunicación y exige al Gobierno y fuerzas judiciales que limpien el nombre de su hijo.

Inicio del proceso judicial

Ese mismo día, Kevin Solórzano declara en su audiencia inicial, pero recibe el auto de formal procesamiento con prisión preventiva, por lo que su permanencia en Tamara debía ser obligatoria.

La universidad privada donde el joven estudiaba reveló los videos de las cámaras de seguridad que muestran que a la hora del asesinato de Edwin Eguigure, Kevin Solórzano ingresó a un aula de clases.

El día 30 de noviembre, Kevin escribe una conmovedora carta desde prisión y señala los terribles momentos que vive tras las rejas.

Año 2015

El caso de Kevin seguía y los hondureños exigían su libertad. Entre tanto, María Auxiliadora Sierra abandona el país, y dijo en un video que lo hizo por su seguridad, afirmando que «Kevin es el sicario que tuve al frente».

Hasta el 19 de octubre, un juez eleva el juicio a oral y público y la sala II del Tribunal de Sentencia con Jurisdicción Nacional ordenó que el caso del joven sea conocido por el tribunal de Comús y no con competencia nacional.

Año 2016

Las largas al asunto continuaban. La pesadilla de Kevin cada vez era peor. Su angustiada madre clamaba su libertad. Pero, a criterio de las autoridades judiciales, no existían pruebas que demostraran que Kevin no fue el autor de la muerte del exfiscal.

Pero, el 27 de enero del 2016, la Corte de Apelaciones revierte la decisión anterior y resuelve que el Tribunal con Jurisdicción Nacional siga al frente del caso de Kevin Solórzano.

La diferencia entre un Tribunal con Jurisdicción Nacional y uno de Sentencia es que el primero conoce los casos de crimen organizado y el segundo delincuencia común.

El 14 de abril se desarrolla la audiencia de proposición de prueba a favor y en contra del joven universitario. La Fiscalía presentó como medios probatorios un estudio socioeconómico y un vaciado telefónico. La defensa de Solórzano propuso varios testimonios y peritajes.

6 meses de espera y prisión

Hasta el 24 de octubre inició el juicio oral y público contra Kevin. Durante esa semana, la defensa presentó un recurso de amparo.