La Juventus dio un golpe de autoridad en la Liga italiana de fútbol al remontar y vencer 3-1 como local al Napoli y afianzar su liderato del torneo después de siete jornadas disputadas.

Un doblete de Mario Mandzukic para los locales dio vuelta a un encuentro que la visita había empezado ganando con un gol de Dries Mertens. Ya cerca del final, el defensor Leonardo Bonucci sentenció la historia.

El triunfo le permite sumar 21 puntos a la Juventus y extender a tres su ventaja sobre el Napoli, que terminó el partido con diez jugadores. El Sassuolo, tercero con 13, puede convertirse en escolta si vence mañana al Milan.

Más temprano, la Roma venció 3-1 a la Lazio en el derby romano y sumó una victoria que le permite seguir recuperando terreno en la tabla tras un mal comienzo en el torneo.

En el estadio Olímpico, Ciro Immobile falló tres ocasiones para la Lazio antes de que los Giallorossi abrieran el marcador con Lorenzo Pellegrini, que capturó un rebote en el área chica tras un fallo del uruguayo Martín Cáceres.

Immobile tuvo su revancha al aprovechar un error del argentino Federico Fazio y marcar el empate transitorio. Pero cuatro minutos más tarde, Aleksandar Kolarov firmó el 2-1 de tiro libre, mientras que el propio Fazio se encargó de poner cifras definitivas a cuatro del final, de cabeza. Javier Pastore, titular en Roma, salió lesionado.

La Roma llegó así a 11 puntos, a uno justamente de la Lazio, que ocupa el cuarto lugar. El programa de este sábado lo cerrará el duelo entre el Inter de Milán y el Cagliari, mientras que mañana se destacan los partidos Fiorentina-Atalanta, Bolonia Udinese y Chievo-Torino.