La Juventus, líder incontestable del campeonato italiano, recibe al Parma (12º) en la 22ª jornada, tres días después de la debacle en Copa de Italia ante el Atalanta, que le impedirá aspirar a su quinto doblete nacional consecutivo.

Dos tantos del colombiano Duván Zapata llevaron en volandas al Atalanta, que se impuso 3-0 en su estadio en cuartos de final, dejando a Cristiano Ronaldo con su primera gran decepción desde que viste los colores de la ‘Juve’.

De vuelta al campeonato nacional, al que aspira por octava vez consecutiva, el equipo dirigido por Massimiliano Allegri defiende los 11 puntos de ventaja que tiene con el Nápoles, que juega justo antes, también el sábado, en su estadio ante la Sampdoria (6º).

“No es una noche para olvidar, hay que recordarla a menudo, para prevenir de que pueda volver a ocurrir”, señaló Allegri, con vistas a preparar los octavos de final de la Champions, que la Juventus comienza el 20 de febrero ante el Atlético de Madrid.

“Si reaccionas de la manera correcta, estas noches pueden ser buenas y ayudan a subir el nivel de concentración. Obviamente, debemos comenzar a hacerlo el sábado ganando al Parma”, añadió.

Además de la derrota, el técnico perdió al capitán del equipo Giorgio Chiellini, con una lesión muscular, que se une en la enfermería a sus socios habituales en defensa, el titular Leonardo Bonnucci y el ahora suplente Andrea Barzaga.

Panorama

Con este panorama, la Juventus repescó en último momento en el mercado de fichajes al internacional uruguayo Martín Cáceres, que llega cedido por el Lazio para echar una mano a su antiguo equipo.

El Nápoles, por su parte, también necesita ganar tras caer en la Copa ante el Milan (2-0) con un doblete del polaco Krzysztof Piatek, recién fichado del Génova para sustituir a Gonzalo Higuaín, que se marchó al Chelsea

Enfrente se encontrará a una Sampdoria que contará con el motivado Fabio Quagliarella, de 36 años, que puede batir un récord al marcar en 12 partidos consecutivos de Serie A. La semana pasada igualó la marca de un icono del fútbol italiano de los 90, el argentino Gabriel Batitusta.

Además la Roma (5ª), que se despidió de la Copa con una histórica goleada 7-1 contra la Fiorentina, recibe a un Milan (4º) que tiene un punto más en la pelea por la cuarta posición, última que clasifica para la próxima Champions.