Justin, sobrevivió a una explosión y a catorce paros cardíacos: ¡Necesita ayuda!

540
Justin sobreviviente explosión paro cardíaco
Justin recibe atención médica desde el pasado 23 de diciembre.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Justin Fernando Nájera, a sus seis añitos de edad está internado en un hospital capitalino, luego de sufrir un accidente en el que resultó con el 70 por ciento de su cuerpo quemado. Sin embargo, también le ha tocado sufrir 14 paros cardíacos, entre otras complicaciones de salud.

Residente en Las Flores, Comayagua, en un día normal, el pasado 23 de diciembre, el pequeño estaba en el restaurante propiedad de la madre. Una fuga de gas propició un terrible accidente que no solo irrumpió en la Navidad de la familia, sino que hoy luchan por la salud del menor.

Posterior al accidente, Justin fue llevado hasta una clínica privada de la referida ciudad. Allí recibió atención médica, pero requería de atención especializada y los familiares consideraron trasladarlo hacia la Fundación para el Niño Quemado (Fundaniquem).

Lea también: Honduras: Unos 370 niños quemados atendió FUNDANIQUEM en 2020

Complicaciones por quemaduras 

Diario TIEMPO Digital contactó a Eskarleth Nájera, tía de Justin, quien contó la difícil situación que han tenido que pasar y el estado de salud en el que actualmente se encuentra el pequeño.

Nájera mencionó que al llegar a Fundaniquem, los médicos explicaron que la condición de Justin era delicada, pues del total de su cuerpo, el 70 % presenta quemaduras de tercer grado.

Justin está sufriendo de presión arterial, constantemente se le baja o se le sube y según contó su tía, en menos de 24 horas sufrió 14 paros cardíacos. «El domingo de la semana pasada, en la madrugada le pegaron 4 paros cardíacos y al amanecer el lunes, le pegaron 10«, dijo.

La pariente describió como un milagro el hecho de que siga con vida, pues «los doctores ya no daban posibilidades de vida. Ya ellos habían dicho de que no, de que al niño ya no le llegaba sangre al cerebro, sus órganos ya no estaban funcionando».

La condición de salud del menor, requirió que estuviese conectado a un respirador artificial, favorablemente ha ido mejorando. Sin embargo, su condición no es la mejor. Eskarleth contó que debido a la inflamación, debieron abrir la piel de las piernas y manos, y lo llevan a quirófano para limpiar sus quemaduras, constantemente.

Precisa de su ayuda

La familia del menor están pidiendo a la población que pueda unirse en oración por una mejoría pronta, pero además, requieren donaciones de sangre.
«Se necesitan muchas pintas de sangre, son ocho diarias las que nos pidieron, porque tiene las plaquetas bajas y su recuperación depende de eso», explicó.
Por lo cual, si usted desea contribuir donando sangre, no importa el tipo, puede avocarse a la Cruz Roja Hondureña que está ubicada en Plaza La Granja en el 3er piso, en Tegucigalpa. Además, para mayor información contáctese al número 9666 3870 con Eskarleth.

Nota para nuestros lectores:

Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace:https://bit.ly/tiempodigital.