«Justificar el aborto es como aprobar el robo y la prostitución», dice pastor

305
aborto en Honduras
Pastor evangélico Mario Tomás Barahona.

TEGUCIGALPA, HONDURAS.- La reforma a la ley que prohíbe el aborto en Honduras, sigue dando de qué hablar. Este jueves, el pastor Tomás Barahona se pronunció en contra de esa legislación porque asegura va en contra de los mandamientos de Dios.

Según dijo el líder evangélico, justificar el aborto sería como aprobar el robo, la prostitución y las drogas, extremos que van en contra de los principios y la moral.

«Dios dice: no matarás y no hay que matar. Por mucho que se justifique el aborto, eso es como que sea aprobado el robo, la prostitución y las drogas los cuales van contra la moral. Cada persona que tiene casos de esos, nosotros estamos para ayudarle a que salgan del dolor y del sufrimiento«, dijo Barahona.

Desde el pasado martes, el Congreso Nacional inició a socializar la iniciativa que pretende hacer una reforma para prohibir a  nivel constitucional el aborto en el país.

Sin embargo, tanto la iglesia católica como la evangélica solicitaron al Legislativo desistir de esa reforma, no obstante, el citado poder del Estado no ha dado marcha atrás en su iniciativa.

Lea también – Pastor hondureño en contra: La minoría no puede decidir aprobar el aborto 

«Honduras debe volverse a Dios»

Por otro lado, el pastor Barahona sostuvo que «Honduras debe volverse hacia Dios y no aprobar leyes a favor del aborto y tampoco socializar ese tipo de proyectos».

Además, desaprobó la más reciente resolución que las autoridades argentinas hicieron en ese país al legalizar el aborto. «Da dolor una nación (Argentina) que está en miseria y crisis aprobando leyes anti Dios en vez de buscarlo a él», cuestionó el entrevistado.

Posteriormente, indicó que «los hondureños somos una nación cristiana y noble con diferentes confesiones de fe. Hay casos de violaciones y de jóvenes que tuvieron sexo ilícito, por ende, sus padres las obligan a abortar por vergüenza social«.

Además, aseguró que conoce casos de familias que se negaron a recibir un bebé producto de una violación, pero luego desistieron de su postura y ahora los pequeños son una bendición para ellos.

«Sufre más una mujer  que mató a su hijo en su vientre, más que una violación y aunque es cierto que sufrió un trauma, pero asesinó algo que tenía vida. ¿Quién no sufre adversidades, maltratos y abusos?, pero nuestra fuente es Dios y Honduras tiene que volverse a é», concluyó el pastor.


🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: http://bit.ly/2LotFF0