22.3 C
San Pedro Sula
miércoles, diciembre 8, 2021

Junta Nominadora

Debes leer

Dr. H. Roberto Herrera Cáceres

Reconocemos la importancia nacional de éste acto solemne de instalación e inicio de funciones de la Junta Nominadora para la elección de candidatas y candidatos a Magistrados de la Corte Suprema de Justicia.

La institución del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos participa tanto como integrante de la Junta Nominadora porque así lo dispone la ley especial respectiva, como  a título de supervisor, veedor e impulsor del fortalecimiento del Estado democrático de Derecho, porque así es su misión constitucional y atribución legal. Punto crucial, en ese sentido, es el proceso de selección que hoy nos ocupa.

Reiteramos que el Estado democrático y social de Derecho se ha reflejado, formal y progresivamente, en nuestra evolución constitucional hasta la fecha actual, pero no se ha materializado en vida digna para la mayoría de la sociedad hondureña.

No obstante los esfuerzos gubernamentales que se despliegan actualmente por una vida mejor,  esa carga y deuda histórica han llevado a que la población manifieste niveles crecientes de falta de confianza en la institucionalidad pública para hacer efectiva la razón de ser del Estado democrático de Derecho.

En ese contexto,  en este proceso de elección, debemos recordar  que los magistrados y jueces son los encargados de adoptar la decisión definitiva con respecto a la vida, la libertad, los derechos, los deberes y los bienes de los habitantes; y, por lo tanto, son responsables de garantizar la efectividad del Estado democrático y social de Derecho que es el Estado de Justicia, en el cual,  todas y todos los habitantes, encuentran posibilidades ciertas de disfrutar permanentemente de condiciones básicas de vida digna y oportunidades de progreso social.

Por esa superior necesidad social es imprescindible un Poder Judicial independiente, y de ahí la importancia de la selección de candidatos y candidatas idóneos, debidamente acreditados por su integridad, conocimientos, capacidad, independencia e imparcialidad.

Honduras vive un momento histórico excepcional derivado de la acumulación angustiosa de frustraciones sociales de la mayoría del pueblo. Sectores de esa mayoría se manifiestan ya en protestas en las calles. Protestas que son susceptibles de ampliarse y profundizarse, con graves consecuencias para la gobernabilidad, paz y seguridad democrática de Honduras.

Sin embargo, la mayoría de la población hondureña espera todavía que, los integrantes de la Junta Nominadora, pongamos en práctica nuestro mayor civismo y máxima capacidad para hacer la selección apropiada de ciudadanas y ciudadanos idóneos para desempeñarse, independiente e imparcialmente, en la Corte Suprema de Justicia.

El CONADEH pondrá toda su capacidad y acción para que así sea, y sabemos que contaremos con igual disposición de las demás instituciones, para actuar solidariamente por el cambio pacífico hacia la transformación nacional que fortalezca realmente, con el bien común de los habitantes, el Estado democrático y social de Derecho, que proclama la Constitución de la República.

Más noticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas Noticias