TEGUCIGALPA, HONDURAS. El Congreso Nacional (CN) juramentó este miércoles a los tres integrantes propietarios de la Comisión Interventora del Registro Nacional de las Personas (RNP).

En este sentido, la junta está integrada por: Rolando Kattán, Norman Roy Hernández y Óscar Rivera. También se juramentó como integrantes alterno a Roberto Montenegro y Gonzalo Fuentes como integrantes alternos.

Una de las principales tareas que tiene esta Junta Interventora es generar confianza. Ya que diversos sectores son del criterio que esta acción solo es política.

Por su parte, Rolando Kattán, expresó que “haremos un estudio de toda la situación actual del RNP. Esto, para empezar a generar los planes de acción que den los resultados lo antes posible a la sociedad en los diferentes aspectos administrativos, legales y tecnológicos”.

Además, que una de las prioridades es “corregir los problemas registrales ya que han sido uno de los puntos que ha debilitado la institución”. En este sentido, agregó que las primeras acciones estarán encaminadas a acciones que se deben tomar en la institución, es hacer un diagnóstico para identificar los problemas.

Lea También: ¡INSÓLITO! Secretaría de Trabajo multa al RNP por despedir a sindicalista “bolo”

Según Kattán, esperan reunirse con los de diferentes áreas del RNP. Lo anterior, para enterarse de todas las situaciones internas que se están dando en la institución.

La colaboración Internacional

El apoyo internacional es fundamental para poder realmente indagar y resolver los problemas que se dan a lo interno del RNP, aseguran los miembros de la Junta Interventora.

Sobre el apoyo que están recibiendo para está reestructuración, actualmente se revela que están en contacto paralelo con organismos internacionales comprometidos a apoyar este proceso.

Cuestionamientos a la Junta interventora del RNP

La conformación de esta Junta Interventora ha generado polémica entre varios sectores. Ya que denuncian que es una acción meramente política. Desde la expulsión de diputados de un partido, hasta la renuncia de uno de sus directivos ha sido impulsada por este proceso.

Por otra parte, los integrantes de esta Junta Interventora aclaran que fueron elegidos por 115 diputados. Esto, los compromete y los pone al servicio del pueblo.

Roberto Montenegro declaró que “pongo mis conocimientos como abogado al servicio de Honduras”. Además de dar a conocer su amplio recorrido y conocimiento en materia legal.

Asimismo, agregó que «queremos entregar una institución trasparente y sana para el pueblo”. Rolando Kattán puntualizo que  “yo fui nombrado en esa junta por 115 diputados y vengo a trabajar por Honduras en una institución desnaturalizada y venimos a representar al pueblo”.