Julieta Castellanos argumenta en qué situación militares sí pueden ingresar a la UNAH

269
Julieta Castellanos señala que lo que sucedió en la UNAH es repudiable, pero que las autoridades pueden ingresar su hay un hecho de fuerza mayor.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. La exrectora de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) Julieta Castellanos, manifestó que las fuerzas de seguridad pueden ingresar a la casa de estudios si tienen una orden judicial.

En ese sentido, la académica señaló que al darse alguna clase de revolución o protesta dentro de las instalaciones de la UNAH, las autoridades policiales deben ingresar para controlar la situación.

Sin embargo, Castellanos resaltó que el suceso que protagonizó la Policía Militar al disparar frente a una multitud adentro de la UNAH es algo «totalmente condenable». Cabe recordar que siete estudiantes resultaron heridos.

«El ingreso de la Policía Militar, tal como se hizo es algo que se debe repudiar por el uso de las armas de fuego dentro de las instalaciones. La Policía puede entrar a la universidad con orden judicial. También pueden hacerlos cuando se está dando un hecho en flagrancia«, indicó.

Lea también: Exrectora Julieta Castellanos rechaza intervención en la UNAH

«Hay límites y existen protocolos»

Por otra parte, indicó que la Policía debe revisar los protocolos que realiza y hacer una investigación de lo que sucedió en la UNAH.

«Hay límites y existen protocolos, porque la universidad tiene una función y las autoridades también tienen sus funciones, y esas no son de dominio territorial. La función de las autoridades universitarias son de gestión académica y coordinación», señaló.

La exrectora de la UNAH reiteró que es importante que los estudiantes, las autoridades universitarias y la Policía tengan claras sus funciones.

«La universidad es matizada por crisis políticas»

Entre llanto, Castellanos agregó que la UNAH siempre es matizada con las crisis políticas como la ocurrió durante su período de mando. Reiteró que «sectores de antaño» han querido controlar la universidad, pero que también los nuevos sectores políticos quieren hacer lo mismo.

«Yo sufrí el asedio de los sectores más radicales y más anarquista que está aglutinado en el movimiento estudiantil. A los que yo miré realmente en el campus, en asambleas, llevando comida a los estudiantes en paro. También acompañando las tomas y eran dirigentes de LIBRE», recordó.

«Sin embargo, no eran los únicos. También había gente del Partido Nacional con interés de que la UNAH regrese al pasado. Por lo tanto hay actores que están ocultos y hay otros que están visibles», agregó Castellanos.