25.1 C
San Pedro Sula
domingo, marzo 3, 2024

Julie Blanco, la florista catracha que hizo realidad su sueño en EEUU

Debes leer

Redacción. Julie Blanco es una florista hondureña que, con perseverancia, dedicación y agradecimiento supo abrirse camino y lograr cada una de las metas que se propuso y aún le quedan muchas más.

Su historia comienza en El Progreso, Yoro. Creció en una familia unida y amorosa, donde su abuela Victoria Barahona Flores y su mamá Esther Murillo jugaron roles fundamentales en su desarrollo.

Le puede interesar- Julie, la hondureña que vendió en la calle y ahora tiene 6 floristerías en EEUU

Desde temprana edad, le inculcaron valores de perseverancia, disciplina y generosidad, enseñándole a nunca rendirse y a luchar por sus sueños.

A pesar de que su padre Carlos Blanco dejó Honduras para emigrar a Estados Unidos, su amor y comunicación no disminuyó. Entre su abuela y su mamá le brindaron apoyo emocional y crearon para ella un entorno seguro.

Julie se describe como una mujer que siempre trata de poner a Dios y a su familia en el centro de su vida. La llena de felicidad ser hondureña y lleva con orgullo las raíces de su tierra.

Julie construyó su camino y ahora está triunfando.
Julie construyó su camino y ahora está triunfando.

Su esencia se define por una perseverancia que intenta mantener y un espíritu positivo que trata de no quebrarse ante los desafíos. La capacidad de levantarse con renovada energía, incluso después de caer, refleja una resiliencia que la hace crecer.

A continuación, un poco más de la hondureña:

¿Cómo decidió establecerse en Estados Unidos?

«Tomé la decisión de emigrar a Estados Unidos no sólo en busca de un futuro mejor, sino también con el objetivo de expandir mis conocimientos. La oportunidad de sumergirme en un entorno que ofreciera nuevos aprendizajes y perspectivas fue un factor determinante», relató Julie.

Con el respaldo de su padre en los trámites legales y el afecto acogedor de su abuela paterna Esperanza Blanco, esta travesía no sólo representaba un camino hacia el progreso, sino también una puerta abierta a un crecimiento personal y profesional que anhelaba explorar.

Loading the player...

Después de emigrar a Houston, Texas, con el deseo de expandir sus conocimientos, se enfrentó a la realidad de no encontrar trabajo. Luego, se mudó a Los Ángeles, California, llevando sólo $200 pero cargada con una determinación inquebrantable de salir adelante.

«Este cambio representaba no sólo un desplazamiento geográfico, sino también un salto de fe impulsado por la firme convicción de perseguir oportunidades y forjar un camino propio hacia un futuro prometedor», añadió.

Durante su travesía en Los Ángeles, no solo logró establecerse y seguir trabajando en su carrera de logística, sino que también tuvo el honor de colaborar con compañías multinacionales.

Julie vive agradecida con Dios y siempre intenta llevar con ella un brillo especial que ilumina no solo su propia vida, sino también la de quienes la rodean.
Julie vive agradecida con Dios y siempre intenta llevar con ella un brillo especial que ilumina no solo su propia vida, sino también la de quienes la rodean.

¿Cómo nació su emprendimiento?

Su emprendimiento comenzó en Honduras en 2012, donde vendía flores naturales a compañeros de trabajo, amigos y familiares. La idea de llevar su pasión a Los Ángeles surgió en el 2020, y con la llegada de la pandemia, tuvo mucha dificultad para comprar flores naturales.

La venta de sus flores para Julie se convirtió en una luz de esperanza en medio de la adversidad.
La venta de sus flores para Julie se convirtió en una luz de esperanza en medio de la adversidad.

«Fue entonces cuando descubrí las flores preservadas, una solución que no solo superó los desafíos de la situación, sino que también añadió un valor excepcional a mi negocio», explicó.

En el 2021, decidió arriesgarme e invertir 3,000 dólares en su negocio. En febrero de ese mismo año, su mamá enfermó de COVID. Con miedo y desesperación, tomó la decisión de salir a la calle para vender sus flores y así poder contribuir con los gastos hospitalarios.

¿Por qué el nombre?

«El nombre de mi empresa, Rose Gold Victory, está inspirado en la increíble historia de mi amada abuela Victoria. No solo rinde homenaje a su amor por las flores, sino también su victoria sobre el cáncer. Al elegir este nombre, busco honrar la valentía de mi abuela y transmitir la idea de superación, crecimiento y belleza en cada aspecto de lo que hacemos», amplió.

Aunque su abuela falleció, su legado perdura en cada parte de su negocio, convirtiéndolo en un recordatorio eterno de amor, fortaleza y belleza.

Julie también realizó trabajos adicionales, como repartir comida los fines de semana y organizar casas, para compensar los desafíos financieros que enfrentaba con su negocio.

¿La aceptación fue desde inicios o se fue dando?

La aceptación de su negocio no fue inmediata desde el principio, especialmente al vender en la calle un producto poco conocido y con un precio diferente al de las flores naturales. Sin embargo, a medida que persistió, adaptándose a los desafíos y promoviendo sus flores preservadas con pasión, experimentó un crecimiento.

¿Qué siente cada vez que prepara un arreglo?

«Cada vez que realizo un arreglo, experimento una mezcla de emociones gratificantes. La creatividad fluye, y cada flor cuidadosamente colocada representa un acto de amor y dedicación. La satisfacción de ver cómo las piezas se ensamblan para crear algo hermoso es indescriptible», manifestó.

Julie sostiene además que es un momento especial en honor a su abuelita, quien compartía con ella el amor por las flores.

«Es más que un simple arreglo; es una expresión tangible de esfuerzo, resiliencia y la belleza».

«Me imagino que ella estaría feliz de verme, y cada arreglo se convierte en una conexión emocional, una forma de mantener viva su memoria y nuestra mutua pasión por la belleza floral», agregó.

¿Tiene en mente seguir expandiéndose?

La hondureña tiene en mente seguir expandiéndose. Aparte de su negocio principal, Rose Gold Victory, creó RGV Wholesale, que se especializa en suministrar toda la materia prima floral al por mayor.

Esta extensión no solo le permite fortalecer su propio emprendimiento, sino que también busca ayudar a otros emprendedores y dueños de negocios a acceder a precios más accesibles.

La frase:

«Nunca subestimen el poder de la perseverancia y la pasión. Desde mi experiencia, he aprendido que las adversidades pueden convertirse en oportunidades, y cada desafío es una puerta abierta hacia el crecimiento y la superación».

El dato:

Julie Blanco es dueña de siete sucursales de su floristería Rose Gold Victory y de su empresa surtidora de flores, RGV Wholesale. Por si fuera poco, ella también trabaja en Mercedes Benz Research & Development en el área de Powertrain & Durability, en el «análisis minucioso de la durabilidad y desafíos de los motores de los modelos que verán la luz en el futuro».

Para conocer más de los negocios de Julie:

Las empresas se pueden encontrar en redes sociales como @RoseGoldVictory y @RGVwholesale.

Estás a un paso de recibir nuestro PDF Gratis

Última Hora

Hoy en Cronómetro

[wp-rss-aggregator feeds="cronometro"]
error: Contenido Protegido