Juan Orlando Hernández lamenta los recortes en la ayuda de EE.UU, y habla de la importancia de China

744
Juan Orlando Hernández, presidente de Honduras

Nueva York, Estados Unidos. El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández,  dijo hoy que los recortes en el apoyo de los Estados Unidos a Centroamérica obstaculizarían los esfuerzos para frenar la migración ilegal.

En una entrevista con Reuters, Hernández lamentó que Estados Unidos haya reducido sus compromisos previos de inversión en Honduras, Guatemala y El Salvador desde que el mandatario estadounidense, Donald Trump, llegó a la Casa Blanca. Además afirmó que acogió con satisfacción la creciente presencia diplomática de China en la región como una «oportunidad».

Trump ha dicho que construirá un muro a lo largo de la frontera con México para frenar la inmigración ilegal. La mayoría de los indocumentados que son detenidos intentando cruzar la frontera provienen actualmente de esos tres países centroamericanos. Estos ciudadanos están  golpeados por la pobreza y la violencia.

Desde que Trump se convirtió en presidente, Hernández dijo que EUA había mostrado una gran disposición a trabajar en la lucha contra las pandillas y maras. Sin embargo, dijo que estaba menos preparado para apoyar financieramente a la región.

El plan para el Triángulo Norte

El plan para fortalecer Centroamérica fue lanzado en 2014  y conocido como el Plan de la Alianza para la Prosperidad en el Triángulo Norte; Estados Unidos se comprometió a presentar un dólar por cada cuatro invertidos por Honduras, recordó Hernández.

Pero ese compromiso no se ha materializado, agregó. «Eso obviamente tendrá repercusiones», dijo a Reuters. «Porque toda la idea de la Alianza para la Prosperidad era atacar el problema de la migración desde la raíz».

Entre 2016 y 2018, la ayuda extranjera combinada de los Estados Unidos para Honduras, Guatemala y El Salvador disminuyó en más de un tercio a 195 millones de dólares, según los datos oficiales de los EE.UU.

Sumándose a los desafíos que enfrenta la región, la administración Trump anunció a principios de este año que terminaría con la protección migratoria temporal para decenas de miles de hondureños y salvadoreños que viven en los Estados Unidos.

China está fortaleciendo sus lazos con América Central

El mes pasado, El Salvador rompió relaciones diplomáticas con Taiwán a favor de China, alegando razones económicas y siguiendo a Panamá. Este país lo hizo en 2017.

Honduras es uno de los países en disminución que aún mantiene relaciones diplomáticas formales con Taiwán.

Hernández dijo que la creciente presencia diplomática de China representa un «dilema» para la región, pero también «una oportunidad para todos», siempre que haya «reglas claras». Otros países probablemente seguirán el liderazgo de El Salvador y Panamá pronto, agregó.

«Vemos que las cosas están cambiando en América Central. Creo que Estados Unidos ha llegado un poco tarde para verlo», dijo.

Cuando se le preguntó si Honduras cambiaría a China, el presidente dio una respuesta cuidadosa.

«Todavía estamos con Taiwán. Cada país sigue el principio de autodeterminación, que puede tomar sus propias decisiones «.

«Por el momento, apostamos por una relación comercial con Taiwán, una ventana para ingresar al mercado asiático», afirmó Juan Orlando.

Una prueba de si Washington estaba preparado para reafirmar su compromiso con la región sería una reunión planeada para mediados de octubre con funcionarios de los Estados Unidos, las naciones centroamericanas y México, dijo Hernández.

Fuente: www.reuters.com