JOH en celebración del Día del Periodista.

TEGUCIGALPA. El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández se quejó por la exhibición de imágenes violentas la televisión y en las portadas de los diarios impresos, por lo que demandó en nombre de los afectados prudencia en el ejercicio del periodismo.

Hernández hizo el señalamiento al discursar la mañana de este miércoles en la entrega del premio Alvaro Contreras al director de Diario El Heraldo, Carlos Mauricio Flores, a quien el Colegio de Periodistas de Honduras (CPH) concedió la máxima presea de la comunicación nacional.

Hernández dijo que muy pocos se atreven a decirle a los comunicadores que la población no está satisfecha con algunas de las prácticas periodísticas y afirmó que a varios hondureños se le han acercado para contarle el dolor que han sentido cuando han visto a sus familiares muertos exhibidos en la pantalla de la televisión y en las portadas de los diarios.

«No quiere decir que no haya que decir la verdad, por dura que vea», comentó para luego demandar prudencia en la práctica del periodismo y la conducción de los medios de comunicación y evitar continuar sembrando el negativismo y el humor negro en la población.
Hernández comentó que muchas veces resiente los ataques en los medios, pero admitió que atiende las críticas de los medios y que aconseja a sus colaboradores a poner atención a lo que se dice en los medios y a pedir paciencia cuando vienen los comentarios desproporcionados.

RENOVACIÓN DIGITAL URGENTE
En tanto, el periodista Flores dijo tras recibir el Álvaro Contreras que probablemente sea la primera vez que un galardonado no está totalmente feliz por las condiciones de inseguridad en que se ejerce el periodismo, al grado que los periodistas exponen a su propia familia, razón por la cual prefirió no llevar a la suya a la ceremonia.

Flores llamó a sus colegas a entender la vorágine digital y a admitir que la renovación es urgente, a ser estudiosos de la conducta humana y a atender las nuevas necesidades de información de la sociedad y comprender que los comunicadores están obligados a informar desde todas las plataformas.

Pidió a la sociedad apoyar la lucha contra la escoria que corroe con corrupción las instituciones y dijo que en ese esfuerzo los periodistas han aportado una cuota de sacrificio, quedando aún una deuda del Estado en este esfuerzo.

EN BUENAS MANOS
Edwin Romero, presidente del CPH ensalzó al galardonado, afirmando que siempre ha sido un periodista que tomó los riesgos y se formó a través de los años peligrosos, convencido de que las cosas pueden cambiar.

«El galardón Alvaro Contreras está en las mejores manos», dijo Romero, quien a la vez aprovechó a sus colegas usando el sentimos común, la responsabilidad y el compromiso pensando siempre en el bienestar de las mayorías.