Así fue la toma de posesión de Juan Orlando Hernández

411
Juan Hernández
Les dije que en materia de seguridad, yo Juan Orlando Hernández voy a hacer lo que tenga que hacer para recuperar la paz del pueblo hondureño, dijo en su discurso.

Tegucigalpa, Honduras, En medio de protestas de la oposición, la ceremonia para investir a Juan Hernández como presidente de Honduras inició la mañana de este sábado en el Estadio Nacional de Tegucigalpa, zona central de Honduras.

Con presencia de la comunidad nacional e internacional Hernández recibió el cargo honorífico por cuatro años más, finalizando en el 2022.

Con una oración pidiendo sabiduría a Dios para la continuidad del gobierno comenzó la ceremonia. Esta toma de posesión ya ingresó a los anales de la historia patria porque es la primera vez, en 38 años de vida democrática, que un titular del Poder Ejecutivo es reelecto en el cargo bajo una aureola de generalizada polémica.

También, se caracteriza porque es primera vez que el Partido Nacional, el segundo más antiguo del país, asume las riendas de la administración pública por un tercer período consecutivo, que le representará 12 años continuos en el poder.

El protocolo continuó con la entonación del himno nacional de Honduras. Asimismo, el presidente de la Cámara Legislativa, Mauricio Oliva, pidió la Promesa de Ley a Hernández.

“Prometo cumplir y hacer cumplir la Ley”, declaró Hernández ante la solicitud de Oliva. Mientras Tomás Zambrano, vicepresidente del Congreso Nacional, entregó la banda presidencial a Oliva para que este se la colocara a Juan Hernández que lo oficializa hasta 2022.

Nuevamente el himno nacional fue entonado en medio del entusiasmo de los seguidores del Partido Nacional. Al concluir el cántico, la pareja presidencial saludó a sus simpatizantes.

Hernández realizó la promesa de fe, junto a su familia. “Ante Dios nuestro Señor, prometo conducir bajo su lineamiento y pedir todos los días sabiduría, humildad y entendimiento para conducir a la nación por el camino bueno”.

“Que el precio de esta nación nos lleve a hacer una Honduras más grande ante la humanidad y el resto, ante Dios yo lo prometo. Dios bendiga a Honduras”.

Fue así como Hernández prosiguió a dar su discurso:

“Viva Honduras, que Dios bendiga a Honduras. Hermanas y hermanos hondureños, agradezco a Dios por permitir llegar a este día.  Agradezco a mi familia, a mi esposa Ana, a mis hijos y a mi madre Elvira porque me han otorgado paciencia”.

Hernández recordó a su hermana Hilda quien murió unos meses atrás en un accidente aéreo. “Reconocemos a los compañeros en la partida de mi hermana”.

Mi compromiso es trabajar para todo. Agradezco de manera especial a al gente que me dio el voto y no eran de mi partido.

Me comprometo a desarrollar un proceso de reconciliación entre todos los hondureños. Ese proceso tiene que darse de hermanos a hermanos, entre familias e instituciones políticas. Reconocemos que hay diferencias políticas y hablar para que sea un dialogo sin barreras.

Una Hondura con sonrisas y abrazos, esas es la nación que me comprometo a construir.  Compatriotas, hace cuatros en mi toma de posesión hice muchos compromisos en este lugar, algunos quiero recordar.

Les dije que en materia de seguridad, yo, Juan Orlando Hernández voy a hacer lo que tenga que hacer para recuperar la paz del pueblo hondureño.

Ordenamos las finanzas del Estados, somos el país que más a avanzado en la región Centroamericana. En educación ya es normal tener 200 días de clases, en los próximos cuatro a los será mejor.

Prometí combatir la corrupción en todas sus formas, en el 2016 ganamos unos de los tres premios de la sociedad civil mundial.

Hoy sólo les digo, cumplimos. Ese es mi compromiso para los próximos cuatros años. Hemos avanzando, pero hace falta mucho. Estoy dispuesto a seguir trabajando porque soy un presidente de brazos abiertos para todos

Compromisos

En el empleo, continuaremos para la ruta trazada para el plan 20-20, seguiremos con el Programa de Chamba, la generación de empleos será la prioridad. Llegaremos s más de 600 mil empleos en la ruta que hoy comenzamos.

En estos cuatro años, por lo menos vamos a construir para lo más pobres de manera gratuitas entregaremos un poco más de 17 mil viviendas.

Para la clase media vamos a montar un financiamiento para mejorar su casa o comprar otra, de los que ganen de un salario mínimo hasta siete. En los años siguientes garantizaremos el mejoramiento y financiamiento para la producción del país.