22 C
Honduras
jueves, octubre 21, 2021

Negligencia médica: Joven solicita operación para extraer cuchillo de su cuerpo

La operaron una vez y solo extrajeron una pequeña parte del arma blanca.

CORTÉS. Negligencia médica deja a joven con fuertes dolores debido a que fue operado y no extrajeron un cuchillo de su cuerpo.

Según cuenta el joven del vídeo, él fue asaltado tiempo atrás en El Progreso. Durante este hecho, el asaltante lo apuñaló y cuando volteó el cuchillo se quebró.

Por ende, gran parte del arma blanca quedó en su cuerpo y fue al hospital de ese mismo municipio para ser operado. Creyó que todo estaría bien y sería cuestión de tiempo para recuperarse pero los dolores eran cada vez más intensos.

Consultó a otro doctor y le notificaron que gran parte de la cuchilla, todavía estaba en su cuerpo. Él es residente en Omoa y viaja a Puerto Cortés para ser atendido y le han negado la ayuda.

A pesar de que sus dolores son insoportables, nadie ha tenido piedad de su condición. Por esa razón, solicita una operación de emergencia, pues tiene más de dos meses con el objeto corto-punzante en su interior.

Sus declaraciones íntegras en el vídeo son las siguientes:

«No pues, a mí en el lugar en Progreso a mí me quisieron asaltar y cuando yo iba caminando un tipo me dijo que pusiera vivo y me puñaleó. En lo que yo me di la vuelta, se me quebró el cuchillo y fui al hospital de Progreso buscando soluciones y me sacaron un pedazo y me costuraron.»

«Según yo, la recuperación no era rápida y me estaba aguantando los dolores. Hubo un momento en el que ya no los resistí y me desmayé y me trajeron de emergencia. Me hicieron cita para hacerme unas radiografías. Regresé y resulté con un pedazo de cuchillo y me dejaron ingresado porque dijeron que eso era algo que no podía esperar.»

«Pues estando en la sala de espera para mi operación, me dieron de alta a los cinco días. Estaba internado aquí en Puerto Cortés y me dieron de alta con una cita para el 14 del siguiente mes.»

«Cuando si no es por el medicamento, yo no soporto, no puedo caminar, me desmayo, sudo. O sea, estoy en riesgo de morirme. Hay otros pacientes que vienen y los operan y yo ya ingresado me dicen que tengo que esperar porque lo mío no es reciente, cuando yo vengo aquí grave, muriéndome, de emergencia y no es justo pues.»

«Incluso, me dijo el doctor Ramos, porque yo le dije: ‘doctor, atiéndame, yo estoy mal’, cuando ya estaba ingresado me dijo: ‘papa, tenes que esperarte. Debiste haber ido allá donde te atendieron mal’. O sea, él me quiso dar a entender que no debería venir a exigir porque no fue aquí que cometieron el error. Yo lo entiendo, pero no debió haberme dicho eso.»

Continúa:

«Porque estoy en Honduras y deberían ayudarme, es el mismo país. Yo resido aquí en Puerto Cortés, en Tegucigalpita, Omoa, y desde allá me toca venir. Me dieron de alta ayer y me levantaron el medicamento. Estaba mal, tenía hasta temperatura y yo le dije a un enfermero que me pusiera medicamento. No aguantaba, no podía caminar. Me dijo que ya no podía porque ya me habían dado de alta, que me habían levantado el medicamento.»

«Tuve que ir a comprar pastillas para podérmelo calmar e irme para mi casa. Estoy buscando una solución. Incluso, me molesté y estoy haciendo esto para que el pueblo sepa que aquí van a dejar morir a la gente. Debieron haberme atendido. Al menos yo me conformó con que me hubieran dejado ahí, poniéndome mi medicamento.»

«Porque si no es con eso, yo tengo que estarlo comprando y no tengo los recursos para estar comprando. Porque lo que me dieron aquí en el hospital, yo me lo tomo pero solo es un ratito que me controla. Solo las inyecciones me controlan ese dolor.»

Más noticias

Últimas Noticias

Abrir anuncio

Close
error: Contenido Protegido