Miami, Estados Unidos.  – El boxeador hondureño, Josec “Escorpión” Ruíz, concedió una entrevista para el Nuevo Herald de Miami, en donde habló lo difícil que ha sido su experiencia en el boxeo.

El Campeón Centroamericano y del Caribe, tuvo que salir de Honduras para seguir con su carrera como profesional.

El Púgil catracho, encontró pocas oportunidades en el país, por lo que tomó la determinación de emprender una nueva aventura.

Ruíz se marchó a Nicaragua, donde se le abrió una oportunidad de poder entrenar en un gimnasio en los Estados Unidos y tener presentaciones boxísticas.

En la actualidad, el “Escorpión” tendrá su segunda pelea como profesional, abriéndose espacio y nombre en el cuadrilátero.

“Esta es la segunda oportunidad que se me da, quiero dejar un buen sabor de boca. Hicimos un buen trabajo, demuestra que estamos con cosas más grandes”, dijo Josec, quien se presenta este fin de semana.

“Soy un peleador aguerrido, no me gusta correr, estamos trabajando con el profe Moro. Estamos agradecidos con eso. Busco la pelea, no buscar el nocaut pero siempre buscar la pelea”.

El boxeador contó algunas situaciones en sus inicios en el deporte.

“El deporte fuerte en Honduras es el fútbol. Soy malo en el futbol. Lo practiqué y no di bola. El boxeo me gustó bastante, incluso deje los estudios por el boxeo”.

Josec cuanta que el Boxeo fue su salvación para salir de las calles. “Más que todo fue porque era la única opción que tenía. A los 16 años, no tenía donde comer ni vivir. La única condición era aprender a boxear. Opté por ella y ahora el boxeo es mi vida. El boxeo fue la salvación de mi vida, fue el puente que Dios puso”.

El “Escorpión” ahora sueña con los grandes escenarios. “Ha sido impresionante, no pensé llegar hasta acá ha sido muy difícil. Queremos llegar a las grandes ligas, incluso antes de llegar fue difícil. Mi primera meta era llegar a este país, luego estar en Las Vegas, en Nueva York, esa es mi meta”, concluyó.