José Ruelas: Honduras no invierte en educación y salud de niños

190
Las autoridades estiman que unos 21 mil niños y niñas han sido deportados de México y Estados Unidos.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. José Guadalupe Ruelas, director de Casa Alianza, realizó un foro en el cual habló de los diferentes factores y amenazas que obligan a los niños a desplazarse fuera del país en busca de una mejor vida.

La falta de políticas que beneficien y protejan a la niñez es el principal factor del desplazamiento en Honduras. “La migración infantil y el desplazamiento forzado por violencia de niños y niñas es el reflejo de la ausencia de políticas adecuadas en el país”, recalcó Ruelas.

A su vez, el defensor de derechos humanos constató que “la inserción de niños que han recibido alguna medida (ayuda), es un proceso largo. Es un proceso que hemos descubierto que cuando no va acompañado de políticas, programas psicosociales y alternativas de empleabilidad, no necesariamente se logra la inserción”.

Por otro lado, el director evidenció que la falta de inversión en educación y salud aumentan la incidencia de violencia en contra de los menores.

“En Honduras no se está invirtiendo en educación y salud de los niños. Los niños son víctimas de la violencia cada día de manera más profunda. Son amenazados o huyen del país por la violencia que encuentran en su lugar de habitación”.

“Las autoridades estiman que unos 21 mil niños y niñas han sido deportados de México y Estados Unidos”, añadió.

Lea también: Denis Castro sobre cárceles de Honduras: “Máxima seguridad solo hay en Casa Presidencial”  

Cambios de estrategias en busca de mejora

“Ha habido un cambio de estrategia y estructura. Al inicio del 2014 se le dio a la Dinaf el mandato de que le entregara algunas ONG a los centro de internamiento, pero eso no funciono. Luego se creó una fuerza de tareas, igual que las otras, tampoco funcionó. Se crearon unos decretos de emergencia que no dieron resultados”, aseveró.

En ese sentido, Ruelas destacó que, pese a que las primeras estrategias no dieron el resultado esperado, la creación de la INAMI ha beneficiado a miles de niños y niñas.

“Vino la creación de la INAMI, y ha generado una concertación con organizaciones. Se ha incrementado el número de niños y niñas que reciben medidas alternas a la privación de libertad”, dijo.

De manera similar, es necesario contar con una estructura operativa que den respuestas positivas en beneficio de las personas que son obligadas a desplazarse de manera interna y externa del país.

“Desafortunadamente, ni siquiera hay un lugar donde ir a poner la queja. Aunque hay una oficina creada debajo de la Secretaría de Derechos Humanos», señaló.

Centros de internamiento y cárceles no cuentan con los estándares necesarios para rehabilitación

“Ningún lugar es seguro en Honduras. Los centros de internamiento pedagógico no cumplen con los mínimos estándares para la rehabilitación, igual que las cárceles para adultos”.

“Hay más 22 mil personas privadas de libertad y muchos de ellos ni siquiera han recibido sentencia. Otros de ellos están ahí injustamente, como es el caso de David Romero”, señaló el defensor.

En virtud de lo anterior, “el tema de centros de internamiento y cárceles en Honduras, es un tema de violación de derechos humanos”, aseguró.

David Romero

Finalizando el defensor, hizo un llamado en defensa de la integridad de David Romero, debido a la situación que se vive en los centros penitenciarios del país.

“En ese sentido, hacemos un llamado a las autoridades a respetar la vida e integridad y los derechos de David Romero a devolverle la libertad”, dijo.