Jorge Lanza: «Pérdidas en el rubro son miles de millones» por COVID-19

565
COVID-19
Sobre el cobro de la extorsión, Lanza aseguró que sería injusto que los pandilleros solicitaran el pago en medio de la crisis del COVID-19.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Pérdidas millonarias acarrea el rubro del transporte por el toque de queda absoluto decretado a causa del COVID-19, según lo destacó Jorge Lanza, un caracterizado dirigente del sector.

«Las pérdidas en el rubro son miles de millones de lempiras y hasta el momento no tenemos quién nos dé una respuesta positiva de qué vamos a tener o en qué alivio nos dará el Estado”, sostuvo Lanza en un medio local.

Es oportuno recordar que la medida que decretó el Gobierno de la no circulación en el país, incluía el transporte público, razón por la cual el dirigente hizo saber su preocupación ante un escenario en el que las finanzas se verán afectadas por la citada pandemia.

Lea también: Ante emergencia por Covid-19, Gobierno congela precios de la canasta básica

Cobro de extorsión

Como ya se sabe, la extorsión es uno de los principales flagelos que afecta al sector transporte. En ese sentido, Lanza aseguró que «los pandilleros no han llamado para cobrar la extorsión, pero si lo hacen sería injusto porque no tenemos de dónde sacar dinero».

Asimismo, agregó que «esperamos que esa situación no se vaya a profanar de que nosotros tenemos que pagarles en este tiempo en que no hemos tenido ingreso».

Del mismo modo indicó que «sería injusto que ellos vengan a cobrar dinero donde no hay».

Pide que el Gobierno actúe rápidamente ante COVID-19

El dirigente del transporte aseguró que están a la espera de que el Gobierno de forma inmediata actúe ante la crisis sanitaria por COVID-19.

Lo anterior, no solo para beneficio del rubro que representa sino también para toda la población «porque está padeciendo de hambre y si seguimos en esa situación lo que vamos a provocar es un caos en el pueblo», aseguró.

Sumado a ello, Lanza cuestionó las medidas adoptadas por las autoridades, especialmente la suspensión del transporte público. «El Gobierno tenía que estar preparado con otras medidas para darle respuesta al hambre del pueblo porque eso pueda matar más gente que cualquier epidemia», finalizó.