“JOH queda de presidente, les guste o no”: Ricardo Álvarez

1048
Ricardo Álvarez
Ricardo Álvarez advirtió que serán “fuertes” pero respetuosos y enmarcados en derechos humanos contra los que generen vandalismo.

Tegucigalpa, Honduras. El designado presidencial hondureño Ricardo Álvarez, le mandó a decir a los líderes de la Alianza de Oposición que el presidente electo es el actual mandatario Juan O. Hernández “le guste o no”.

En ese sentido, el vicepresidente de Honduras agregó que las pasadas elecciones del 26 de noviembre fueron las más observadas en la historia de Honduras. Ello, por el conteo y revisión de actas.

“Todo refleja una sola cosa, Juan Orlando queda de presidente, les guste o no les guste”, sostuvo Álvarez. Es necesario mencionar que el domingo por la noche el Tribunal Supremo Electoral (TSE), dio como finalizado el proceso electoral general en el país.

Además, dejó como virtual ganador al actual y reeleccionista presidente de la nación. Esto, por poco menos de dos puntos porcentuales de su más cercano contrincante Salvador Nasralla de la Alianza de Oposición.

Lea también:  Partido Nacional “no acepta las palabras del secretario general de la OEA”

 Honduras no se detendrá

Ricardo Álvarez, primer designado presidencial del Gobierno de Honduras.

De igual manera, el funcionario presidencial de Honduras aseguró que el gobierno seguirá y Honduras no se detendrá.  “El gobierno sigue y Honduras no se va a detener. En este país va a haber orden tomen lo que tomen, cueste lo que cueste, enmarcados en las leyes; y, respetando los derechos humanos”, sentenció.

Álvarez aseveró que “va a haber todo tipo de acciones en contra de todos aquellos que violentan los derechos de los demás. También van a recibir todo el peso de la Ley”.

Finalmente, afirmó que serán “fuertes” pero respetuosos y enmarcados en derechos humanos. Para el designado Ricardo Álvarez, el ex gobernante Manuel Zelaya, Salvador Nasralla y Luis Zelaya, son los que han provocado la crisis en el país con las protestas a nivel nacional, “desincentivando la economía”.

“Tres personas que perdieron el proceso. Como niños se quieren ir a llorar fuera de la cancha de fútbol. A decir y echarle el pueblo encima porque el otro equipo ganó el proceso. Esto no debe pasar en nuestro país, en la política como en el fútbol se gana o se pierde por un gol o por un voto”, concluyó.