EE.UU.-La actriz de Los juegos del hambre. Jennifer Lawrence, protagonizará Zelda Fitzgerald, esposa del autor del “El gran Gatsby”. Algunos realizadores veteranos acumulan proyectos. Ridley Scott, el antaño sosegado Terrence Malick, y Ron Howard, se ocuparán de dirigir este film, por ahora titulado Zelda. El cineasta ha estrenado en poco tiempo En el corazón del mar, The Beatles: Eight Days a Week, Inferno. También la serie en la que figura como productor ejecutivo Mars.

Jennifer y Zelda Fitzgerald

El film se inspira en la biografía escrita por Nancy Milford en 1970, que estará adaptada por Emma Frost (Casualty). La actriz de Los juegos del hambre se caracterizará como Zelda Fitzgerald, icono de la era del jazz, apodada por su esposo “la primera ‘flapper’. Además de iniciar una carrera literaria, se obsesionó con convertirse en bailarina de ballet. Por culpa de su atormentado matrimonio, acabó siendo diagnosticada de esquizofrenia.

El productor David Puttnam fue quien le ofreció dirigir su primera película: Los duelistas. “Era evidente —dice Puttnam— que tenía un inmenso talento. Mi suerte fue que nadie antes de mí había pensado en él. Esperaba que un primer productor le diera su oportunidad”.

Ridley Scott tenía entonces 40 años y su debut destacó por la bellísima fotografía y un acabado visual deslumbrante. Con Los duelistas, Scott obtuvo el reconocimiento internacional al recibir el premio al mejor director novel en el Festival de Cannes. Ahí dejó claro su toma de partido por la imagen.

Terrence Malick

Lento pero seguro. Ha rodado únicamente cinco películas en cuatro décadas. Sin embargo, son todas tan complejas como excepcionales (quizás El nuevo mundo es la única que no es una obra maestra). A Terrence Malick le traen al fresco la taquilla, las modas, las imposiciones comerciales, el marketing de sus películas, la corrección política. También todo aquello que no sea la poesía visual y los grandes temas de la existencia humana.

Nacido en Waco (Texas), el 30 de noviembre de 1943, Terrence Malick es hijo de un hombre de origen sirio-libanés. Trabajaba en una compañía petrolífera texana. Aplicado en sus estudios desde niño, estudió filosofía en la prestigiosa Universidad de Harvard. Se graduó con ‘summa cum laude’. Posteriormente inició una tesis doctoral en Oxford sobre Martin Heidegger, aunque no la terminó. Ejerció como profesor del Instituto Tecnológico de Massachusetts. También trabajó como periodista freelance para revistas tan conocidas como The New Yorker.

Cuando se interesa por el cine como vehículo de transmisión de su visión del mundo, estudia un Master del American Film Institute, y rueda el corto Lanton Mills. Fue muy poco conocido incluso por los más fervientes seguidores del autor. Se dice que lo ha retirado de la circulación el propio Malick, porque no quedó contento al cien por cien, y por esta razón, se retiró para siempre del cortometraje.

Empieza como profesional del cine como guionista. Aunque no aparece acreditado, echó una mano al “doctor” de guiones Robert Towne con el libreto de Drive, He Said, que dirigió Jack Nicholson. Escribió la desconocida comedia Deadhead Miles, con Alan Arkin en el reparto y Los indeseables, de Stuart Rosenberg, con Paul Newman y Lee Marvin.

Pronto conseguía financiación ajustada pero suficiente para su debut como realizador de largometrajes, Malas tierras. La historia de esta pareja amoral, que recuerda a Bonnie and Clyde, estaba precisamente dedicada al director de esta cinta, Arthur Penn.