Jem Rosa Dugall, primera hondureña con título de Ingeniero Naval

Dugall opina que Honduras necesita reformar el sistema educativo para ver un cambio.

592
jem rosa dugall
Jem Rosa Dugall en The Massachusetts Maritime Academy.

Disciplinada, carismática y apasionada, tres de las palabras que describen a la mujer que con su talento y perseverancia puso en alto el nombre de Honduras al ser la primera en obtener el título de Ingeniero Naval en Construcción y Reparación de Buques.

Jem Rosa Dugall de 22 años de edad, es originaria de Guanaja, Islas de la Bahía, y actualmente es residente en Panamá. Jem se graduó en el 2013 y el siguiente año ya emprendía camino para estudiar lo que siempre había soñado.

Aunque siempre obtuvo el apoyo de su familia, una dura noticia la impactó a tal punto que puso en balanza sus estudios y sus seres amados. Asegura que la razón para continuar su recorrido fue una promesa y el pasado 30 de noviembre concluyó su carrera.

Con apenas 22 años, Dugall es Ingeniero Naval en Construcción y Reparación de Buques; un título que nadie más en el país posee. Asimismo, su esfuerzo se destaca aún más cuando logra acceder al sistema educativo panameño; reconocido como uno de los mejores a nivel latinoamericano.

Jem Dugall es una mujer amable y dedicada a lo que ama. Además, asegura que Honduras necesita cambios en el área educativa. Es así que alienta a niños y jóvenes que desean salir adelante y pide que no se den por vencidos.

A continuación la entrevista exclusiva con Jem Indira Rosa Dugall:

1. ¿Quién es Jem Dugall? Cuéntenos un poco sobre usted.

Mi nombre es Jem Indira Rosa Dugall, tengo 22 años y soy orgullosamente de Guanaja, Islas de la Bahía. Soy una chica apasionada por el arte y la mar, tanto que he diseñado el logo oficial del Festival del Caracol en 3 ocasiones y espero hayan más. En el 2012 terminé mi secundaria y me gradué en el Instituto María Regina en la ciudad de La Ceiba.

En enero del año siguiente (2013) tomé vuelo hacia Panamá y fue aquí donde comencé mis estudios profesionales en la Universidad Marítima Internacional de Panamá y este pasado 30 de noviembre culminé mis estudios de Ingeniería Naval en Construcción y Reparación de Buques.

2. Sobre sus estudios académicos en el exterior, ¿cómo logra conseguir la oportunidad de salir al extranjero?

Pues junto con mis padres comenzamos a investigar sobre universidades que tuviesen la carrera y así fue como descubrimos la UMIP en el 2012 y ese mismo año viajé junto a mi papá a hacer el examen de admisión. Gracias a Dios, varias noches de desvelo y estudio, lo pasé y me aceptaron en la universidad.

3. ¿Por qué la decisión de convertirse en Ingeniero Naval?

Llevo el océano en las venas, tanto que fui concebida en alta mar jeje. Mi papá es capitán de barco y desde pequeñita cuando él se encontraba en casa me gustaba acompañarlo a ver el barco donde él laboraba. Siempre me encantó.

Lo que no me gustaba de su trabajo era que siempre estaba lejos de mí y de la familia hasta por 6 a 8 meses. Una vez ya más grande decidí que quería una carrera que me acercara a la mar y los barcos pero que me permitiese estar cerca de mi familia y así fue como tomé la decisión de ser Ingeniero Naval pues esto me permitiría tener las 3 cosas a la vez.

4. ¿Cuál es el cambio que espera generar aportando sus conocimientos en un área tan esencial en Guanaja?

Guanaja es una isla dedicada a la pesca sobre todo y no tanto a la construcción o reparación, pero cada que me doy cuenta que se da alguna catástrofe en alta mar, tales como pérdida de vidas, naufragios, colisiones y otros  que involucran a nuestras embarcaciones me doy cuenta que es sumamente necesario e importante traer consciencia a nuestra isla de los diferentes convenios y normas que amparan a las embarcaciones de pesca y su tripulación, y exigir a las autoridades de puerto hacer respetar estas reglas como lo son el convenio 188 de la OIT o las Normas ISO 9001 que exigen calidad para evitar estos tipos de accidentes.

5. ¿Cuáles son los retos que encontró al estudiar en el exterior?

Gracias a Dios tuve una madre que en vida siempre me enseñó junto a mi papá a ser una persona independiente y autosuficiente. Salí de casa a terminar mi secundaria a los 16 años y la verdad es que al momento de llegar a Panamá lo único difícil que encontré fue pasar tanto tiempo lejos, sin ver a mi familia.