Villanueva: Cae supuesto jefe de la MS-13 por matar a policía

El supuesto cabecilla se mantenía bajo perfil para no ser aprehendido.

190
Jefe de la MS-13 en Villanueva
La captura tuvo lugar en la colonia Clavasquín. 

VILLANUEVA. En las últimas horas se reportó la captura de un presunto pandillero a quien se le vincula con el asesinato de un inspector de policía y atentar contra otro oficial.

Se trata de Alexander Wilfredo Figueroa, alías “Pollo”, de 35 años de edad. La captura tuvo lugar en la colonia Clavasquín de la capital industrial del país.

Dos órdenes de captura pendientes

El vocero regional de la Policía Nacional, Jorge Rodríguez, dijo que Figueroa tenía dos órdenes de captura pendientes. Lo anterior, por el delito de asesinato, tentativa de asesinato y robo agravado en perjuicio de varias personas.

“Cometió los delitos en varios sectores, unos en las ciudades de El Progreso y San Pedro Sula, por lo que ya se le daba seguimiento por estar ligado a otros hechos ilícitos”, señaló Rodríguez.

Supuesto responsable del asesinato de un policía en 2012

Además, al supuesto cabecilla lo señalan de perpetrar el asesinato de Dagoberto Chavarría Zúniga, inspector de policía. Cabe señalar que, en este mismo hecho resultó herido otro oficial, lo cual también se le atribuye al detenido.

Según informe de la Policía Nacional, Figueroa mantuvo bajo perfil para evitar su captura; no obstante, siempre se dedicaba a liderar hechos violentos ocurridos entre los municipios de Villanueva, Pimienta y Potrerillos.


ANTECEDENTE: asesinato del inspector Dagoberto Chavarría Zúniga 

Al inspector Dagoberto Chavarría, de 32 años de edad, lo asesinaron en El Progreso, Yoro, en horas de la madrugada, en la calle principal de la colonia Las Acacias. Su compañero, Erlin Robles Deras, también resultó herido en esa ocasión.

Según fuentes, el automóvil particular en que viajaban los policías fue atacado a tiros por al menos cuatro hombres que esperaban su paso. Chavarría, al sentirse herido, salió del vehículo y buscó protegerse en una calle sin salida, y es allí, al lado de un árbol que él resultó muerto. Tras cometer el hecho, los delincuentes, que portaban armas AK-47, se dieron a la fuga.

Compañeros de los oficiales, informaron que ambos gozaban de su día libre y estaban regresando a sus casas de una fiesta de cumpleaños de una de sus amigas.

En esa ocasión, el jefe policial dijo que investirían el caso para determinar si el ataque fue por motivos personales o si los agresores intentaban robar el vehículo.