Javier Franco, el autor de un libro escrito frente a los semáforos

898
El escritor y comunicador, Javier Franco presentó recientemente su libro a jóvenes universitarios.

Tegucigalpa.- Javier Franco es un hombre multifacético que ha cruzado la línea fina que divide al periodismo de la literatura, mientras mantiene su pasión por las comunicaciones, y la política al tiempo que no para de trabajar en la producción de libros.

“Enriquécete de ti mismo” se llama su más reciente obra literaria de crecimiento personal en la que invita al lector a centrar la mirada en su propia existencia para descubrir ahí, en lo intrínseco, el potencial necesario para superar cada obstáculo que la vida presenta.

Franco, un conocido consultor en comunicaciones y un periodista que tuvo un exitoso paso por los medios de comunicación escritos de Honduras, presentó esta semana su libro y en una conversación con TIEMPO Digital contó cómo el tráfico de la capital lo llevó a sumar una producción más.

El comunicador contó que aprovechó el viaje de regreso, de la Universidad, donde estudia su hija, hacia su trabajo, para reflexionar sobre situaciones particulares, pensamientos que después pulió hasta plasmarlos en un libro. A continuación la entrevista.

 ¿Cómo diste el paso de la poesía a la literatura inspiracional?

A los 17 años en Telamar hice mi primer poema. Luego comencé a escribir como hábito, pero al entrar a la escuela de Periodismo dejé de hacerlo. Yo era muy apasionado y podría decir que entre los 17 y 20 años hice mi primer libro de cuentos y mi primer libro de poesías que siempre se llamó Mujer de Octubre. Cuando desarrollé mi carrera como comunicador desarrollé otro tipo de entendimiento y llegué a la conclusión que debía terminar la que literariamente había comenzado. Hace cinco años reflexioné y dije en mi interior: Debo evacuar un proyecto literario. Así, en noviembre de 2015 lancé Mujer de Octubre (poseía), pero tengo cuatro libros inéditos. “Enriquécete de ti mismo” no lo tenía concebido dentro de mi plan, sino que surgió en este último año a raíz de una serie de reflexiones que hice. Ahora me queda por publicar un libro de cuentos de suspenso, a lo Julio Cortázar, y un libro técnico que trata sobre Comunicaciones, más un libro de Comunicación Política.

¿En qué categoría ubicas “Enriquécete de ti mismo”?

Es un libro de la categoría de crecimiento personal. Va orientado a ayudarse a uno mismo y a ayudar a otros, a saber que dentro de cada persona hay un tesoro que hay que encontrar y utilizarlo. El libro ayuda a las personas a saber que tiene valores interiores que deben cultivarlos para poder ser mejores personas y ayudarse a sí mismo y a otros. Por ejemplo, uno de  esos valores que hay que cultivar es saber observar. Un proverbio ruso dice que la inteligencia de los seres humanos está en el saber observar, y que los humanos pasan el bosque y salen de él y muchas veces no tienen leña para el fuego. Lo que intento decir es que en la medida en que observemos pequeños detalles más capacidad de análisis podemos tener y por ende tomamos mejores decisiones. En otro tema, hablo de hacer las cosas bien, que es un principio de la calidad total. Mucha gente arranca una carrera y no la termina. En el libro doy consejos a las personas, aunque dejo claro que no quiero ser un líder espiritual, sino sólo compartir experiencias.

 ¿Encontraste algún vacío en la oferta literaria hondureña sobre este tipo de libros?

Muy interesante la pregunta porque va conectada con un pensamiento que dice que hay que ser auténtico. No se trata de inventar el agua caliente porque hay muchas cosas que están inventadas, pero uno debe tratar siempre de ser descubridor o inventor. Cuando conceptualicé el libro no pensé en lo que había o hacía falta, sólo comencé a hacerlo y luego evalué si lo que estaba creando me satisfacía personalmente y podía ayudar a otros y hasta ahí comencé a estudiar el mercado. Fui a librerías, leí más sobre sicología, filosofía y humanismo y pude entender que el concepto de mi libro era diferente. Puede ser que muchos autores hablen de lo que yo estoy hablando, pero la forma y el fondo es auténtica, aunque no me siento mejor que otros. Y el libro habla de eso.

JAVIER FOTO 3
A los 17 años en Telamar hice mi primer poema: Javier Franco.