EEUU: James Nealon renuncia al Departamento de Seguridad por caso TPS

170
James Nealon
Según el diario The Washington Examiner, la renuncia de Nealon, fue impulsada por supuestos desacuerdoscon la administración de Donald Trump.

EEUU. El ex embajador estadounidense en Honduras, James Nealon, renunció a su cargo como secretario asistente del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos (DHS).

Según el diario The Washington Examiner  la renuncia de Nealon fue impulsada por supuestos desacuerdos del exfuncionario con la administración de Donald Trump; misma que rechazó extender el Estatus de Protección Temporal (TPS) para unos 300,000 inmigrantes centroamericanos que residen en EUA.

Se dio a conocer que Nealon envió un mensaje a altos funcionarios del DHS. En el cual afirmaba que los centroamericanos que estaban protegidos por el TPS, “trabajan legalmente en gran número”.

“Están viviendo el sueño americano y tienen miles de hijos que son ciudadanos estadounidenses. Por estos motivos no tiene sentido enviarlos de regreso a su país de origen”, explicó.

Cabe mencionar que Nealon en su mensaje le solicita a la secretaria interina del DHS, Elaine Duke, extender el TPS por 18 meses más para los países centroamericanos.

Sin embargo, las recomendaciones del diplomático se ignoraron; el DHS ya eliminó el TPS para Nicaragua y El Salvador. En ese sentido, mantiene en suspenso una posible extensión para Honduras.

Te puede interesar: Trump sanciona ley de presupuesto y pone fin a un segundo cierre administrativo

James Nealon

Según reporte, Nealon se nombró como subsecretario en la Oficina de Estrategia, Política y Planes del DHS por el ahora jefe de Gabinete de la Casa Blanca, el general John Kelly; quien enfrenta un escándalo en Washington D.C. por defender a un exfuncionario acusado de violencia doméstica.

También formó parte de una reunión en la Casa Blanca en septiembre con el secretario de Relaciones Exteriores mexicano, Luis Videgaray Caso. Asimismo, el yerno del presidente Trump, Jared Kushner. Con ellos discutió la ampliación de visas para trabajadores y una solución para ayudar a cientos de miles de ilegales en la Deferred Action para llegadas infantiles o DACA.

Ambas acciones irritaron a los defensores de la administración de limitar la inmigración. Además de promover la demanda del presidente de “contratar a estadounidenses”.

-