Italia y su profunda crisis de delanteros

367

ITALIA- Nombres como Paolo Rossi, Silvio Piola, Roberto Baggio, alessandro Del Piero, Francesco Totti, Filippo Inzaghi, Christian Vieri; Italia es un país que históricamente se ha caracterizado por tener la defensa más poderosa del mundo. Pero eso no le ha impedido tener también delanteros que han marcado la historia del futbol.

La delantera de Italia en el Mundial del 2006 estaba plagada de jugadores talentosos que sobresalían en el futbol europeo. Hombres de diferentes características pero un nivel superlativo hicieron del equipo de Lippi un digno campeón del mundo. Esa fue la última gran generación de delanteros italianos.

En adelante el equipo Azzurro ha sufrido en encontrar delanteros de primer nivel que se mantengan en lo más alto durante mucho tiempo. El único que puede entrar a esta lista es Antonio Di Natale pero el jugador de Udinese ya es un veterano y no representa un hombre para el futuro del equipo.

Cesare Prandelli y posteriormente Antonio Conte han sufrido mucho al momento de elegir delanteros. Italia tiene jugadores solventes y de garantías en las demás posiciones pero la delantera parece que se ha convertido en una especie de “maldición”.

Mario Balotelli partía en sus inicios como el próximo crack italiano en la delantera pero la problemática carrera del futbolista del Liverpool le ha provocado ser marginado del equipo nacional.

La inconsistencia es lo que se ha encargado de marcar las carreras de los futbolistas ofensivos que han vestido la camiseta de la selección en los últimos años. Ciro Immobile, por ejemplo, hace poco más de un año era un delantero codiciado por muchos tras haber ganado el título de Capocannoniere con el Torino, pero no logró demostrar su nivel con el Borussia Dortmund y ahora tendrá la responsabilidad de suplir al colombiano Carlos Bacca en el Sevilla.

Italia ha decepcionado en los últimos dos Mundiales y en gran parte ha sido por la falta de efectividad. Es un equipo que cuenta con mediocampistas de primer nivel como Andrea Pirlo, Daniele De Rossi o Claudio Marchisio pero cuyos delanteros parecen incapaces de culminar las jugadas generadas por los hombres que parten atrás de ellos.

Para darse una idea, Italia ha jugado 10 partidos en la era Antonio Conte, en los que ha anotado 13 goles. De esos 13 goles solamente seis han sido anotados por delanteros nominales y el único que ha anotado más de uno es Graziano Pellé, quien tuvo una temporada irregular con el Southampton la pasada temporada.

Los otros siete goles han sido anotados por mediocampistas o extremos (Daniele De Rossi y Antonio Candreva), defensas (Giorgio Chiellini y Leonardo Bonucci) y un autogol.

El equipo azzurro tiene todo a favor para clasificarse a la Eurocopa 2016, pues a pesar de no ser líder de grupo marcha segundo con dos puntos de ventaja sobre Noruega, y ha logrado dejar atrás a Bulgaria a cuatro unidades.

 

Pero de clasificarse a hacer un buen papel existe una gran diferencia y para muestra está lo hecho durante las dos últimas Copas del Mundo, en donde no han superado la fase de grupos.

Italia es el subcampeón europeo pero todo parece indicar que no logrará llegar a la final del torneo continental el próximo año. Antonio Conte es un entrenador gustoso del futbol ofensivo. Su Juventus superó el récord europeo de puntos hace poco más de un año pero con Italia no ha logrado la misma contundencia.

La Selección Italiana está a la espera del próximo gran delantero que pueda marcar una época y son varios los jugadores que pueden partir como candidatos para ello. Desde Domenico Berardi hasta Stefano Stephan El Shaarawy el futbol italiano cuenta con delanteros de calidad y con un futuro prometedor, pero hasta ahora ninguno de ellos ha logrado hacerse pesar en la selección y la afición italiana cuestiona si realmente volverán a ver en el fututo cercano un delantero capaz de romper con todos los esquemas y convertirse en uno de los mejores del viejo continente, tal como ha sucedido a lo largo de la historia.