Brasil venció por la mínima diferencia a Italia en la última fecha del Grupo C del Mundial Femenino. El único gol del encuentro fue anotado por Marta a los 73 minutos de penal. A pesar del resultado las europeas avanzan de ronda como líderes del grupo por diferencia de goles. Mientras que las sudamericanas también lo hicieron como mejor terceras.

El partido mostró a una selección sudamericana que salió a proponer desde el primer minuto con Marta, Cristiane Debinha como sus principales armas de ataque. De hecho, la presión que ejercieron en campo rival fue fundamental para poner en aprietos a la arquera Giulani.

A los 16 minutos, ya tenían dos situaciones claras de gol. Un taco de la ‘9’ brasileña en el área fue espectacularmente tapado por Giuliani que salvó el primero en contra de su selección. Al minuto de juego, tras otro tiro de esquina, Marta también la tuvo y dejaba la sensación que pronto anotaría.

Solidas

Las europeas, sin embargo, empezaron a mostrarse más sólidas en defensa y triangulaban en el medio campo. Así fueron fabricándose poco a poco sus chances. Un tiro de media distancia de Giacinti ya daba la primera alarma y tres minutos después; a los 28, Girelli era prohibida de festejar porque se determinó que estaba en posición adelantada.

Tras esto, Italia adelantó sus líneas y ejerció presión en territorio rival. Brasil, por su parte, cayó en dudas y erraba en sus pases. Esta imprecisión permitió el crecimiento de las italianas aunque sin poder quedar ‘mano a mano’ con la portera Bárbara.

El primer tiempo se movió entre el dominio compartido del balón de ambas selecciones aunque las europeas se mostraron superiores en jugadas de peligro y aproximaciones. Al descanso se fueron con el 0-0.

Complemento

En el complemento Brasil volvió a proponer y se mostraba más peligrosa de cara al arco rival. Marta seguía siendo ese equilibrio en el medio campo y buscaban armar juego para quebrar la ordenada defensa europea. Sin embargo, la primera situación que complicó a Italia llegó por intermedio de Kathellen a través de un cabezazo que pasó rozando el travesaño.

El cuadro italiano prácticamente no generó inconvenientes a Bárbara y las pocas que generó solo acabaron en tiros directo al arco, las brasileñas en cambio se mostraron más compactas pero con falta de puntería en los metros finales.

Tal vez por eso el gol llegaría de penal. Una falta sobre Debinha fue ‘intercambiado’ por el tiro desde los doce pasos de Marta que de un certero disparo ponía el 1-0 que aseguraba el pase de Brasil a la siguiente fase del Mundial Femenino como una de las mejores terceras del torneo.