La ironía de Mourinho en Instagram y la crisis del fútbol entre plagas

128
Fútbol
"Increíble semana de fútbol. Grandes emociones en los partidos de selecciones, increíbles amistosos y total seguridad".

Inglaterra.- La temporada 2020-2021, se ha visto afectada por un par de fenómenos que están haciendo colapsar al fútbol desde dos frentes: El económico y el deportivo.

El balance financiero aún de los equipos más solventes ha sido puesto a prueba por los efectos de la pandemia, ante la renegociación de los contratos por derechos de transmisión televisivos y patrocinios en general, mas la ausencia de público en los estadios, privando a los clubes de ingresar fondos por taquillas.

En lo deportivo, los calendarios se han comprimido al punto de jugar sin descanso entre miércoles y domingo, haciendo más corto el tiempo de recuperación para los jugadores y aumentando el riesgo de lesiones, de hecho ya consumado en varios.

Esto, sumado al tema de la bioseguridad, los amistosos internacionales y partidos oficiales de selecciones, han impulsado el desahogo del entrenador portugués José Mourinho.

El técnico del Tottenham emitió un sarcástico comentario en su cuenta oficial de Instagram, acerca del parón de selecciones y cómo está afectando esto a los equipos y a las ligas en particular:

«Increíble semana de fútbol. Grandes emociones en los partidos de selecciones, increíbles amistosos y total seguridad».

«Resultados de las pruebas por COVID después de que ya se hayan jugado los partidos, desconocidos ingresando al campo durante los entrenamientos y mucho más. Tras otra sesión de entrenamiento con 6 de mis jugadores, es hora de cuidar de mí mismo», ironizó Mourinho.

La disyuntiva del fútbol post cuarentena

Pese a que los comentarios del portugués son entendibles. Lo cierto es que el fútbol a nivel mundial ha entrado en un claro panorama de dificultad, teniendo que adaptarse a las extraordinarias circunstancias que propone el nuevo contexto originado por la irrupción del coronavirus.

El ejemplo más claro se encuentra allí mismo en Inglaterra, con el Liverpool de Jürgen Klopp. Los reds son el equipo más abatido entre la plaga de contagios y lesiones, provocando que el alemán haya tenido que recurrir a elementos de la cantera para completar una plantilla sumamente diezmada.

De hecho, en esta fecha FIFA se han sumado el capitán Jordan Henderson y el extremo Mohamed Salah a la lista de bajas. El inglés salió lesionado del reciente compromiso de su país ante Bélgica, mientras el faraón dio positivo por coronavirus y permanece aislado en Egipto.

Y así se pueden sumar más ejemplos como el esguince de rodilla sufrido por Busquets, que lo mantendrá tres semanas fuera de las canchas, como muchos otros más.

Aplicándolo al campo local, los contagios de Albert Elis y Anthony Lozano, ambos ausentes con la bicolor en el fogueo contra Guatemala, o los múltiples positivos en el Vida que ocasionaron la suspensión de la jornada 6.

La continuidad de labores es inevitable

La conclusión de todo esto, es que los efectos de la pandemia y la enfermedad misma, siguen vigentes, aumentando en el caso de los deportistas las probabilidades de una eventual lesión o contagio, a causa de la extenuante actividad, el escaso tiempo de preparación y el contacto permanente que implican la mayoría de las disciplinas deportivas.

Al final, la actividad en el fútbol y en todos los rubros en general, se ha reanudado por el hecho de la necesidad económica y de subsistencia que existe en el mundo. Mientras no surja una solución definitiva a esta crisis, parece inevitable que la vida siga su curso dentro de lo posible, a pesar de la exposición latente.

De momento, esta es nuestra nueva normalidad en el planeta.

Te puede interesar: Ibra recomienda a todo el que pueda, comenzar su carrera en el Ajax