Irma en Florida: al menos 3 muertos y centro bancario de Miami inundado

232

Florida, Estados Unidos. – Al menos tres muertos se reportan tras la llegada del huracán Irma en Florida. La Avenida Brickell en Miami, se reporta totalmente inundada por la llegada del fenómeno natural. Esta avenida es conocida en Miami por la elegancia de los edificios y ser el principal centro bancario de la ciudad.

Muchas firmas internacionales han seleccionado esta sección de Miami para establecer sus oficinas sucursales en el Sur de la Florida. También hay cerca de ella varios edificios de apartamentos.

Irma en Florida: al menos tres muertos tras llegada

El huracán Irma es el más potente de los que se han registrado en el Atlántico. Las bandas externas del huracán, azotan con fuerza los Cayos de Florida, en el extremo sur del estado. Los vientos máximos sostenidos rondan los 215 kilómetros por hora.

Infortunadamente ya se reportan tres personas fallecidas. Un hombre murió ayer después de que la camioneta que conducía sufriera un accidente en el condado de Monroe. En este condado es donde se encuentran los mencionados Cayos. El ciudadano murió después de perder el control del vehículo debido supuestamente a un golpe de viento.

El alguacil del condado de Monroe, Rick Ramsay, dijo en un comunicado que tuvieron que esperar a que amainaran un poco los vientos para poder recuperar el cadáver. “No queríamos dejar el cuerpo de este hombre ahí fuera. Lo recuperamos cuando vimos una calma en la tormenta que nos permitió salir”, dijo Ramsay.

Según medios locales, otras dos personas murieron esta mañana en un accidente en el condado de Hardee, en el interior de Florida. Esto debido a las fuertes lluvias que provoca el huracán. La Patrulla de Carreteras de Florida indicó que se trató de un choque frontal. El mismo debido a las condiciones meteorológicas.

Lo que sí es seguro, es que Irma ya ha comenzado a hacer estragos en Miami, donde hay calles anegadas y árboles caídos.

Lea también: Toque de queda en Miami ante la inminente llegada del huracán Irma

Fuente: La vanguardia