27.7 C
San Pedro Sula
viernes, enero 28, 2022

Investigación revela por qué Centroamérica no se hunde

Debes leer

REDACCIÓN. Una universidad de Houston tras una investigación realizada por el departamento de Geología, descubrió un río subterráneo de rocas que mantiene a Centroamérica a flote, este va desde el Océano Pacífico hasta el mar Caribe.

Debajo del Caribe, esta corriente subterránea lleva activa 8 millones de años, y puede ser el flujo de apoyo por la cual Centroamérica ya no está debajo del nivel del mar.

DE SU INTERÉS: Planeta Tierra: ¿cuántos millones de años tiene?

Una capa que se creía que solo actuaba como lubricante de las placas tectónicas del planeta, en realidad es una especie de río subterráneo de rocas calientes.

Arenósfera

La estrecha forma de la zona central de América es la razón por la que esta zona es tan propensa a eventos geológicos como sismos y la presencia de volcanes.

Durante milenios, las placas tectónicas se han encargado de que el núcleo ardiente de nuestro planeta libere energía hacia el exterior. La geología atribuía este fenómeno, más que nada, a una capa blanda y caliente conocida como arenósfera que sirve como un lubricante natural de las capas de la Tierra.

Según se pensaba, gracias a la arenósfera, las placas tectónicas se pueden desplazar. Sin embargo, un estudio reciente de la Universidad de Houston sugiere que la capa en realidad fluye vigorosamente. Esta corriente de rocas es lo suficientemente poderosa como para impulsar los movimientos de las placas.

Los científicos estadounidenses hallaron un «río de rocas» caliente que se extiende desde el Océano Pacífico hasta la masa continental de América Central, desde un plano subterráneo. No solo eso, además, según sus registros, llega hasta el medio del mar Caribe.

LEER ADEMÁS: ¡Un nuevo océano! Geofísicos advierten que África se dividirá en dos

Océanos conectados

Lorenzo Colli es profesor asistente de geofísica, geodinámica y estructura del manto en el Departamento de Ciencias de la Tierra y Atmosféricas. Él destacó lo siguiente con respecto al descubrimiento:

“Sin el apoyo adicional generado por este flujo en la astenósfera parte de centroamérica todavía estarían por debajo del nivel del mar. Los océanos Atlántico y Pacífico estarían conectados sin necesidad del canal de Panamá.

Según los investigadores, la arenósfera se mueve 15 centímetros al año: 3 veces más rápido que una placa tectónica promedio. Este descubrimiento tiene implicaciones, incluso, en la concepción misma que tenemos de la superficie de la Tierra, las fuerzas tectónicas y los fenómenos naturales que relacionamos a ellas.

FUENTE: National Geografic.


Nota para nuestros lectores:

🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp. Haga clic en el enlace: https://bit.ly/2Z2UF3j

Más noticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Hoy en Cronómetro