Aseguran que se malversó el 56 % del presupuesto de INVEST-H y COPECO para la pandemia

438
invest-h y copeco presupuesto pandemia
La Coalición manifestó que los actos de corrupción han puesto en riesgo la salud, la vida y la economía de la población.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Se malversó el 56% del presupuesto de Inversión Estratégica de Honduras (INVEST-H) y de la Comisión Permanente de Contingencias (COPECO), asegura la Coalición Anticorrupción Honduras.

Hay que destacar que la malversación se identificó en su informe «Corrupción, Discreción y Opacidad: La Normalidad en las Compras Públicas de Honduras». En dicho informe se identificaron al menos 50 irregularidades en los procesos de compra de INVEST-H y COPECO.

Como se recordará, hasta el 25 de septiembre del año en curso, el Tribunal Superior de Cuentas (TSC), solo había identificado una irregularidad. Entre tanto, varios entes de sociedad civil, hasta la fecha han presentado 31 investigaciones; en todas ellas se identifican actos de corrupción. Por su parte, el Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP), solo ha presentado tres.

Por su parte, Fatima Meza, coordinadora de la Coalición, expresó que «estos actos de corrupción que han puesto en riesgo a la salud, la vida y la economía de la población, dejan un perjuicio económico superior a los L1,200 millones, que equivalen al 56 % de los fondos que INVEST-H y COPECO, en solo seis meses -18 marzo hasta el 25 de septiembre».

Hay que destacar que en el informe se presenta de forma articulada, las denuncias, observaciones, y recomendaciones sobre las compras y contrataciones en el marco de la pandemia del COVID-19.

Lea también: Casos de dengue superan los 21 mil en Honduras, confirma Salud

Selección de proveedores, nepotismo y conflictos de interés 

Por otra parte, hay que agregar que las irregularidades inician desde compras sobrevaloradas, mecanismos paralelos a la Ley de Contratación del Estado, con el fin de evadir los procesos establecidos y la justicia, añade el escrito.

Además, se identificó que se hizo selección de proveedores afines a funcionarios; se suma que se tuvo pocos veedores sociales que no contaban la experiencia suficiente y que habían conflictos de interés y nepotismo.

También, el escrito identificó el modus operandi de las redes de corrupción en el marco de la pandemia del COVID-19. De igual forma, hace más de 60 recomendaciones para fortalecer la práctica de las instituciones ejecutoras y órganos de control interno y externos.

Según menciona el informe, estas recomendaciones ayudarán a reducir los índices de corrupción e impunidad que enfrenta el país y se fortalezca el Estado de Derecho.

Según las investigaciones del Consejo Nacional Anticorrupción (CNA) y del Foro Social de Deuda Externa y Desarrollo de Honduras (FOSDEH), apuntan que la corrupción en Honduras evolucionó a tal punto de convertirse en un sistema agrupado tripartito; y que en este participa el Estado, empresa privada y operadores de justicia.

Además, señalan que entre los tres antes mencionados operan una estructura criminal que desde 2018, ha generado un perjuicio económico estimado de L65, 000 mil millones (aproximadamente $2,600 millones) para el Estado.


🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: https://bit.ly/tiempodigitalhn