SAN PEDRO SULA. La Colonia El Periodista es una de esas zonas que no se benefician del desarrollo de la “ciudad inteligente”.

Ubicada en el este de la ciudad, los vecinos de La Colonia de El Periodista han convivido durante más de una década con dos enormes charcos.

Estas lagunas artificiales se agrandan cada vez que llueve y con ello el paso por esas zonas se vuelve casi imposible.

El Periodista
Esta es una de las calles de la Colonia de El Periodista. Como se aprecia,  la solución no es sólo raspar y echar tierra.

Por años los vecinos han recurrido a las autoridades municipales con la esperanza que solucionen este problema que afecta hasta la salud de los habitantes.

Las autoridades de la alcaldía han atendido los múltiples llamados. Claro, en esa colonia viven muchos periodistas y por esa razón los llamados son atendidos tan pronto se escuchan.

Sin embargo, los encargados de atender esa problemática lo hacen bajo el viejo esquema municipal: raspar y echar tierra. Hacen un arreglo y este deja de ser una solución al primer aguacero que cae.

Colonia El Periodista
Ni los vehículos de la Basura quieren transitar por esta “calle río” y tienen razón.

¿Pero por qué sucede eso? Bueno, el problema es que el agua se estanca porque no tiene una salida natural y por donde lo hace es un desagüe muy reducido e insuficiente.

Como se aprecia este problema requiere de una acción de ingeniería bien pensada y planificada y no la acostumbrada acción de raspar y echar tierra. O en la acción mas fácil: sacar el agua con una bomba.

Colonia de El Periodista: Taxis y zancudos

De lo contrario, los vecinos, en especial, seguirán sin salir a las aceras de su casa. Ni mucho menos transitar por el sector.

A eso hay que sumarle la renuencia del transporte colectivo, como los taxis, que ya no quieren ingresar a esa parte de la Colonia, pues es intransitable.

Igualmente, el agua estancada se ha convertido en un criadero de zancudos. Y como todos saben al picar ponen en peligro la salud de hombres, mujeres y niños que residen allí.

Los vecinos piden al actual alcalde Armando Calidonio que envié un grupo de ingenieros para que evalué el problema. Eso si para que presenten una solución inteligencia propia de una Ciudad Smart.